FANDOM


James, Gillian y Helena siempre habían sido muy unidos. James y Gillian eran hermanos, mientras que Helena era prima de ambos. Ellos siempre salían juntos: a los cyber cafés; al centro comercial (donde la pasaban particularmente bien); a veces salían al parque de la ciudad a andar en sus patinetas o simplemente a sentarse en los banquillos y charlar lejos de su acusadora abuela. 

-Deberíamos hacer algo divertido hoy -Sugirió James, quien siempre quería salir por allí a pasear. 

-¿Por qué no damos una vuelta por aquí? 

-No creo que sea buena idea -Dijo Gillian.

Ella siempre era la más sensata de todos y cuando presentía algo, era que algo malo pasaría.

-Presiento que deberíamos ir luego. Hoy no...

-Por favor, Gillian -Le dijo con cierto fastidio en la voz su hermano James.

-Creo que hoy es una noche perfecta para salir a "divertirnos por allí"... Hay luna llena...

-Estoy de acuerdo con James, Gillian -Lo apoyó Helena, quien siempre quería salir de casa, le fastidiaba estar encerrada como princesa en castillo.

-¿Porque no vamos a caminar cerca del cementerio? -Gillian la miró escandalizada.

-¡Perfecta idea! -James estaba totalmente de acuerdo con hacer eso..

-Dar una vuelta por el cementerio sería fantástico.... 

-Un momento, James -Lo interrumpió Helena -Dije Cerca del cementerio no En el cementerio. 

-Pero que aburridas son ustedes. No quieren caminar por el cementerio porque les da miedo -Las dos chicas se miraron.

-Pues no, James. Yo no tengo miedo -Aseguró Helena, aunque ella misma no estaba segura de ello. 

-Yo tampoco... -Dijo Gillian aunque parecía más segura que Helena.

-Pues, entonces, vamos. La noche es joven pero tenemos que llegar a casa temprano porque nuestra querida abuela arruina todo seguro nos regañará si llegamos muy tarde... 


-Pero a esta hora no sucede nada bueno en ninguna parte -Miró su reloj. 

-Son las 9 de la noche, es muy temprano aún y...

-¿Y si nos escapamos esta noche? -Soltó James, interrumpiendo a Helena.

-Podríamos escaparnos cuando todos estén dormidos... Abrimos la puerta de entrada con cuidado, nos escapamos, vamos rápido al cementerio, damos unas cuantas vueltas, nos sentamos sobre unas tumbas, luego salimos del cementerio, volvemos a casa y listo! como si nada hubiese pasado.

-No, no, no -Se negó rotundamente Gillian.

-¿Escaparnos? ¿Estás loco? 

-No, no estoy loco ni nada parecido. Sólo creo que eso le "imprimiría" un poco de emoción al asunto.

-¡Pues prefiero mil veces quedarme aquí aburrida que arriesgarme a que me castiguen de por vida!

-Bueno pero no exageres, Gillian -Dijo James, intentando que no se alterara.

-Pero si no se enterará. Está muy cansada y ella en la madrugada no suele despertarse a menos que nosotros estemos despiertos charlando en la sala. 

-No intentes convencerme... -En ese momento fueron interrumpidos por Demian, quien era amigo de los tres y que venía acompañado por Rawon, su amigo inseparable.

-¿Qué hacen? -Preguntó inocentemente.

-¿Qué planean?

-James nos sugirió ir a dar un paseo por el cementerio pero Gillian insiste en que es una idea muy estúpida.

-Le explicó Helena

-Aunque creo que daría más miedo si lo hacemos al modo que quiere James.

-¿Y cuál es ese modo? -Preguntó Demian. 

-Pues escaparnos en la madrugada. 

-Es buena idea.

-¡No lo apoyes, Demian! ¡No es ninguna buena idea!... Bueno, si es buena idea pero para que nos den cadena perpetua de por vida en nuestra propia casa.

-Hay no exageres. Tampoco es tan mala la idea.

-Ya, no quiero discutirlo más. No iremos y es mi última palabra y entró a la casa sin decir nada más. 

-Pues aunque a ella le aterre la idea, igual iré. Ella no puede detenerme... -Dijo James, furioso.

-¿Quién irá conmigo? 

-Yo... y Rawon, por supuesto -Dijo Demian, aunque Rawon no se opuso, tampoco parecía muy dispuesto a hacerlo.

-¿Y tu Helena?

-Ehhhh... Bueno, está bien -Pensó que ir con tres hombre sería bueno porque estaría protegida.

-Ok, nos encontramos en el árbol de la esquina a la 1 de la madrugada.

A la hora acordada, James y Helena se vistieron completamente de negro y salieron de su casa, haciendo el menor ruido posible. Al llegar al lugar acordado ya Demian y Rawon estaban allí. 

-Listos? -Preguntó James. 

-Listos -Contestaron los dos amigos.

-Trajimos linternas y, por supuesto una cámara grabadora. 

-Entonces vamos. No quiero que nos alcance el alba.

Caminaron los cuatro por las calles sumamente oscuras. Una ligera llovizna había impregnado la calle con un olor a tierra mojada y había dejado la carretera llena de pequeños charcos de agua. Los cuatro guardaban silencio, pues parecía que si decían una sola palabra los descubrirían. Cuando ya faltaban unas dos calles para llegar al cementerio, Helena decidió interrumpir aquel acusador silencio.

-Chicos, ¿Qué pasó con Skinner? -Preguntó sorprendiendo a sus acompañantes.

-Él siempre estaba con ustedes antes pero ahora nunca lo veo con ustedes...

-Nosotros tampoco sabemos que le pasó. Ayer fuimos a su casa y tocamos el timbre pero no había nadie. Una vecina nos dijo que se habían mudado.

-¿Mudado? ¿Sin decirnos nada?

-Pues parece que no era tan buen amigo como pensábamos... 

La conversación se interrumpió cuando llegaron frente al aterrador cementerio. El primero en acercarse al gran portal del cementerio fue James. 

-Está cerrado con candado -Dijo, lamentándose.

-Aunque no sé por qué hay puertas cuando podemos saltarnos la pared de cemento que rodea el cementerio...

Todos se acercaron a la pequeña pared de cemento que rodeaba el cementerio y la saltaron rápidamente para que nadie los viese. 

-Bueno ya estamos dentro, ahora ¿Qué hacemos?

-¡Rompamos una de la tumbas para robarnos un cráneo humano o algo así!

-¿Y para qué lo usaremos, Rawon?

-No lo sé, pero me parece algo "Macabro".

Las absurdas ideas de Rawon se detuvieron al escuchar un rumor de pasos que provenía de uno de los "Callejones" del cementerio.

-¿Qué creen que sea? -Preguntó Demian, un poco aterrado y en voz baja.

-Parecen... Personas -Dijo James mientras protegía a su prima.

-¡Miren! ¡Luces!

Vieron los reflejos de personas bajo la llama de lo que parecía una linterna de gas. 

-¡Tenemos que ocultarnos, vienen hacia acá!

Se escondieron detrás de una "casita" donde habían dos tumbas en su interior. 

Estaban aterrados, Helena comenzó a temblar. Parecía que las personas los descubrirían en cualquier momento. 

-Tenemos que apresurarnos -Dijo una de las 3 personas que caminaban por allí.

-Todo debe ser justo a las 1 y 30 minutos.

-Tranquilízate -Le dijo un hombre que parecía ser "El jefe". 

-Tenemos tiempo de sobra. Ya los demás deben tener preparado todo...

Parecía que esas personas harían una especie de ritual o algo así. La tercera persona era un joven que llevaba una camiseta con capucha por lo que ellos no pudieron ver su rostro. Llevaba un saco en las manos donde parecía llevar algo muy importante.

-Debemos seguirlos -Dijo James, cuando las tres misteriosas personas se habían perdido de vista -Puede que planeen un ritual satánico o algo así.

-No, James -Le dijo Helena.

-Puede ser peligroso. 

-Helena será emocionante. Sólo miremos un momento y luego nos alejamos ¿Ok?

Helena asintió. Los cuatro siguieron el camino por donde se habían ido las tres personas misteriosas, con cuidado de no hacer mucho ruido. 

-Demian, comienza a grabar. Quiero que le mostremos esto a Gillian para que vea de lo que se perdió.

Demian comenzó a grabar en ese momento. Los cuatro seguían caminando sigilosamente por el camino, a lo lejos veían la luz de la lámpara que llevaba "El Jefe". Llegaron al final del camino, las personas misteriosas se encontraron con otras tres personas que habían preparado la escena perfecta para un ritual. Había una fogata; un montículo de huesos humanos; tres tazones de piedra, aparentemente, y otras cosas más. Demian estaba grabando todo, y hacía acercamientos especialmente al montículo de huesos. Los cuatro estaban ocultos detrás de una serie de lápidas.

-¿Lo ven? Es un ritual de brujería. -Dijo James.

-Si, esos siete deben ser brujos de la zona... -Opinó Demian, sin apartar su mirada de la pantalla de la cámara. 

-Un momento -Lo interrumpió Rawon.

-O tú no sabes contar o... Allí no hay siete personas...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar