FANDOM


Sotano


El sentimientoEditar

¿Sabes cómo se siente alguien cuando está solo? Sientes que hay alguien vigilándote, cuando duermes y te cubres con tu cálida frazada para protegerte del monstruo que está debajo de tu cama, cuando en realidad el monstruo eres tú. El monstruo que está en tu mente y que quiere salir.

Esa criatura es el miedo .

RelatoEditar

Cuando Alex tenía 6 años escuchaba extraños sonidos que procedían del sótano. Podía oírlos con bastante claridad porque su habitación se encontraba a un lado de las escaleras que conducían al oscuro y olvidado sótano. Esos ruidos lo asustaron tanto que se volvieron el centro de una fobia poderosa. Temía decirle a su padre, dado que tenía mano dura y Alex sufría la idea de recibir un castigo por cobardía.

Fueron años terribles, soportando con el corazón en el puño. Prendía la luz al acostarse, cerraba con doble cerrojo la puerta y se cubría hasta el rostro con las sábanas. Todo en vano: cuando se declaraba la 1 de la mañana esos ruidos lo despertaban y atormentaban sin descanso.

Nueve años después, aparentemente más maduro, desarrolló una curiosidad proporcional al temor que padecía. Llegó al punto de impulsarle a esperar que se hiciera de noche un día cualquiera.

Había tomado un taladro y horadado la pared para ver a través de esta las escaleras. Le parecía que alguien gateaba peldaño por peldaño, y quería comprobarlo de una vez por todas.

Lo vio esa noche y a la hora habitual. Su terror fue indescriptible, pero también su fascinación: entre las tenues sombras distinguió una criatura tétrica que salió de su escondite, como respondiendo a su mirada.

Luego se desvaneció en el aire, y cuando Alex empezaba a impacientarse, esforzándose por percibir más detalles, favorecido por la escasa luz proyectada desde el exterior y que se comunicaba a través de las rendijas de la puerta, impuesta ante las escaleras del lúgubre sótano... Cuando se frotaba los ojos con los nudillos de las manos y reavivó la mirada, otro ojo lo veía fijamente desde el otro lado, inyectado en sangre, gelatinoso.

A la mañana siguiente el padre de Alex no encontró a su hijo. El lecho pegado a la pared se había teñido de rojo, y aunque la policía intervino, el cuerpo del joven prácticamente se consideró desaparecido en circunstancias inexplicables. Lo único que documentaron: unos ruidos extraños en el sótano.

El padre de Alex falleció unas semanas más tarde en el hospital tras descubrirlo inconsciente un vecino, preocupado por su prolongado aislamiento. Juró y perjuró el desgraciado minutos antes de recibir los sagrados óleos que, mientras tomaba una taza de café y leía el periódico, oyó abrirse la puerta del sótano.    

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar