FANDOM


Capitulo I Fantasma en la Habitación

Corre el año de 1970, vemos a una familia llegando a la hacienda “Tres Cruces” en Guanajuato, México. Alberto Gutiérrez; el padre de familia. Su esposa Gloria Peralta. Sus 3 hijos; Esteban de 16 años, y Natalia y Hugo de 8 años. Así como Brenda, hermana de Alberto. Además de Lucia, el ama de llaves.

La familia ya se ha instalado, y ha llegado su primara noche en aquella majestuosa hacienda. Entramos dentro de la última habitación del pasillo principal, la de los pequeños niños.

¿¡Escuchaste eso!? –Dijo Hugo muy asustado a su hermana en la cama de al lado-

Si, lo escucho. Es un niño…y párese está llorando. –Dijo Natalia, visiblemente asustada-

Ccreo que viene d de allá… -Tartamudeando dijo Hugo señalando la puerta-

Los hermanos se quedaron mirándose el uno al otro, cuando escuchan un pequeño rechinido…… Es la perilla de la puerta, está girando… ¡párese que alguien va a entrar!

Hugo pega un brinco e inmediatamente corre hacia la cama de su hermana, y ahí se esconden los dos, bajo las sabanas, temblando de miedo.

La puerta se ha abierto, se escucha ese rechinido que pone los bellos de punta a cualquiera, se escuchan pasos aproximándose hacia la cama de los pequeños, ellos se encuentran temblando, casi sin habla.  De entre aquella angustiosa tensión del momento, Natalia pudo emitir un fuerte grito que hizo a todos los habitantes de la hacienda corrieran rápidamente hacia la habitación de los niños. Todos entraron al cuarto, Gloria tomo en sus brazos a los pequeños tratando de tranquilizarles.

Cuando los niños se tranquilizaron un poco, empezaron a ser cuestionados.

Alberto: ¿Qué fue lo que pasó niños? ¿Por qué esos gritos? Natalia: Un fantasma entró en nuestra habitación, era un niño que lloraba. Alberto: ¡Por Dios Natalia! Esto no es un juego, quiero la verdad! Natalia: La verdad no siempre es lo que tú quieres escuchar padre. Aquí entro un fantasma.

Todos se quedaron callados. Natalia y Hugo se mudaron a la habitación de sus padres, ahí pasaron la noche.

Al día siguiente, por la mañana….

Natalia y Hugo se encuentran jugando fuera de la hacienda, cuando escuchan una voz que dice:

“Quiero jugar con ustedes, ¿puedo?”

Esta misteriosa voz es la de un niño, y proviene del granero. Natalia y Hugo se acercan lentamente al granero…

“No tengan miedo, acérquense”

Natalia: ¿Q Quién eres?

“Me llamo Pablo, tengo 8 años, los he visto y me gustaría jugar con ustedes”

Natalia: ¿Tú eras el de anoche? ¿El niño que lloraba?

“Así es, mi hermana Claudia me hizo llorar. Pero vengan, aquí podemos jugar tranquilamente”

Mejor vamonos Naty –Le dijo Hugo a su hermana al momento en que le jala el brazo-

Natalia: No tengas miedo, es un niño como nosotros.

Los niños entraron al granero.

“Aquí estoy” – Escucharon decir al misterioso niño-

Y ahí se encontraba Pablo, tras una pila de pacas de alfalfa, asomando su delgada mano y la mitad de su rostro.

Natalia: ¡Sal de ahí! Para que te podamos ver.

Pablo salió de entre las pacas de alfalfa, el granero no es un lugar con mucha luz, pero los niños pudieron verle perfectamente. Era de su misma estatura, rubio, no llevaba zapatos, se miraba muy pálido, casi blanco, y con unas ojeras muy pronunciadas. El cadavérico aspecto de este infante, pareció no intimidar mucho a los niños, talvez a Hugo un poco. Pero al fin y al cabo, lo recibieron como un amigo.

Natalia: Ahora será más divertido jugar a las escondidillas.

Solo recuerden que nadie puede saber de mí, los adultos no entenderían –Sollozo les dijo Pablo-

Hugo: No te preocupes, será nuestro secreto.

Encontramos a Gloria y Alberto platicar en su alcoba.

¿Crees que el ambiente campirano me haga bien en este estado? – Dijo Gloria-

Claro que si. Es mejor que tu embarazo se desarrolle en este ambiente del campo, que en la tumultuosa ciudad. –Le respondió Alberto-

Mientras tanto en el jardín…

Natalia, Hugo y Pablo, jugaban con un pobre pajarillo que se había lastimado un ala y no podía volar, lo ponían en el suelo y empezaban a perseguirlo mientras el pobre pájaro corría despavorido tratando de alzar el vuelo. Después de jugar un rato con aquel animalillo, decidieron meterlo a una pequeña jaula para así conservarlo y poder jugar con el todos los días. Los pequeños niños empezaron a correr, y se metieron al granero.

Pablo: Les quiero presentara mi hermana Claudia.

Y arriba, en un pequeño puente que tenía vista a toda la propiedad, decenas de palomas vuelan y se esparcen, dejando ver a una pequeña niña de larga cabellera rubia, muy blanca, y con una expresión de odio en su rostro, es Claudia. Mientras claudia baja lentamente la escalera, Hugo y Natalia retroceden también lentamente hacia la puerta, sienten miedo.

No me tengan miedo, a ustedes no les haré daño. –Le dijo claudia-

Los niños entraron a la casa y jugaban en la sala con decenas de lápices de colores los cuales trataban de mantenerlos en pie sin ningún tipo de soporte, mientras su tía Brenda los observaba desde el sillón donde se encontraba tejiendo. Cuando de reojo, Brenda observó que un lápiz se ponía de pie solo, sin que nadie le tocase y que además permaneció en pie varios segundos. Brenda se levanta, deja en la pequeña mesa de al lado, sus anteojos y su bordado.

¡¿Quién lo hizo?! –Les preguntó muy molesta Brenda a los niños- Fue Claudia tía – Apunto de llorar le contestó Hugo- Brenda: ¿Qué Claudia? ¿De que hablas? Aquí solamente están tú y Natalia. No me traten de engañar por les advierto que les irá muy mal. ¡¿Quién lo hizo?!

Brenda ya estaba muy molesta y tomo del cabello a Natalia, preguntándole quien había movido de esa manera aquel lápiz.

Fue Claudia, se lo juro tía Brenda –Llorando le dijo Natalia-

De pronto se escucharon unos ruidos que provenían de la habitación de Brenda, que se encontraba en el piso de arriba, justo frente a la escalera. ¿Qué demonios es ese ruido? -Preguntó Brenda-

Hugo: Son Claudia y Pablo. Usted no les agradó mucho y este momento se encuentran destrozando su cuarto.

Brenda soltó a Natalia y rápidamente subió la escalera. Abrió la puerta de su habitación, pero no entro ahí, se quedó tras de la puerta observado su recamara.

Se encontraba en desorden total, todo estaba regado por el suelo, su ropa, sus objetos personales, el espejo se encontraba roto y los vidrios se encontraban regados por toda la habitación, como si le hubiesen golpeado con gran fuerza, con mucho coraje. Brenda se encontraba desconcertada, no sabia que pensar, en la habitación no había ninguna persona, no se explicaba como podía haber ocurrido eso.

Retrocedió, se recargó sobre el barandal de la escalera, y desde lo alto observó fijamente a sus sobrinos que aun se encontraban en la sala. ¿Quién lo hizo? –Les preguntó Brenda con un gesto de terror en su rostro-

¿Quién demonios lo hizo? –Les seguía preguntando Brenda a sus sobrinos mientras bajaba la escalera.

Pero de pronto se escuchó un fuerte sonido, fue la puerta que se había cerrado bruscamente. Brenda volteó hacia la puerta pero lo que vió fue a una niña con un gesto de molestia y maldad en su rostro y que a la vez mostraba una diabólica sonrisa, a tres escalones arriba de ella. Brenda no tuvo tiempo de nada, apenas vio a Claudia y gritó fuertemente, y esta la empujó con sus pequeñas manos haciendo rodar a Brenda por la interminable escalera de mármol.

Natalia y Hugo se acercaron a su tía que se encontraba tirada al pie de la escalera, con su cabeza y rostro cubierto de sangre. Sus ojos aun parecían observar el rostro de Claudia, aún parecía tener miedo.

Todos se encontraban consternados, nadie sabía que había ocurrido. Toda la familia salió de la hacienda por algunos días, fueron a la ciudad, ahí sería el velatorio y el entierro de la tía Brenda.

Pasó una semana y la familia volvió a la hacienda “Tres Cruces”.

Continuará…

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar