FANDOM


por Fear_Of

Traducido por: Juan C. Hernandez

Era un típico día en Seattle: las nubes grises y oscuras se entremezclaban, salpicaban a lo largo del día y el viento soplaba constantemente. Anna y yo estabamos sentados en la oficina cuando entró el Jefe y dejó dos enormes cajas en mi escritorio, casi derramando mi café por todo el teclado.

"Aquí. Tú y Anna estarais cubriendo este caso", gruñó. "Resolvedlo. Rápido”. Salió de la habitación y me dejó para que trabajara el caso.

Limpie las pocas gotas de café que alcanzaron mi traje. Suspiré. Pensarías que más cajas significarán un caso más fácil de resolver: más evidencia, más fácil de encontrar sospechoso, pero no. En términos generales, cuantas más cajas me entregue el Jefe, más trabajo tenía por delante.

Mi compañera, Anna, tampoco estaría contenta. Suspiré y tomé un sorbo de café durante unos minutos desafortunadamente cortos, mirando las cajas frente a mí. Después de mucha negociación interna, me levanté, abrí la primera caja y miré dentro.

Estaba lleno de DVDs, diarios, fotografías de la escena del crimen, evidencia física: cabello, trozos de carne, uñas, muestras de sangre. Esto ya se veía que iba a ser uno de los casos más horribles del año. Miré el reloj y decidí llevarme las cajas a casa y organizarlas. Salí del edificio de oficinas al fresco aire otoñal. Me llamó la atención que no había mucha gente fuera esa noche. Eran poco después de las cinco en punto. ¿No debería haber más personas saliendo del trabajo?

Llegué a mi automóvil, puse las cajas encima y abrí la puerta. Puse las cajas en el asiento del pasajero de mi auto destartalado y comencé a conducir a mi casa.

Llegué a casa alrededor de las 5:45, después de parar para conseguir algo de comida para la cena. Me preparé tacos y me senté frente a la televisión. Comí rápidamente, vi mi programa de comedia favorito. Necesitaba algo divertido que me ayudara a trabajar en estas cajas.

Vacié el contenido en la mesa frente a mí. Noté que había fotos de tres escenas diferentes de crímenes, así que comencé organizando todo por víctima. Por qué no estaba, no estaba seguro en ese momento. Pero cuando comencé a revisar todo, tenía una idea de por qué. Fue todo tan horrible. Nadie querría lidiar con esto. Quizás es por eso que a Anna y a mi nos dieron el caso. Éramos los mejores detectives allí. Estómagos de acero. Todo el mundo probablemente asumió que seríamos capaces de sobrellevarlo. Pero mientras lo examinaba, no estaba seguro de poder hacerlo. Aunque no era como si tuviéramos elección. La gente se estaba muriendo y a Anna y a mí se nos asignó el caso, así que teniamos que terminarlo.

Después de organizar todo por víctima, comencé en la pila con las fechas más tempranas. Recogí la primera de muchas fotografías y tragué saliva mientras examinaba la imagen.

Lo que quedaba del cuerpo estaba mutilado. Como si alguien... lo hubiera estado comiendo, arrancándole pedazos de carne, haciéndola pedazos. El cuerpo estaba acostado en una cama. Las sábanas blancas estaban empapadas con sangre fresca. El cuerpo estaba desgarrado, como si la persona hubiera peleado. Ni siquiera podía decir si era un hombre o una mujer. El cuerpo estaba demasiado destruido. Pensé que era una mujer porque el pelo en la cabeza era largo, pero todo estaba demasiado destrozado y sangriento como para confirmarlo. El pecho fue despedazado, las costillas rotas, aparte, el corazón faltaba, tres dedos se habían ido, la nariz había desaparecido, los ojos estaban tirados en el suelo. Apenas podía soportar mirar.

Como ya no quería ver las imágenes, levanté el diario que habían recogido. Lo abrí y volteé a la última entrada.



>>"11/3/12, 8:50 PM. No sé cuánto tiempo más podré con esto. Tengo miedo todo el tiempo. Paranoica. Algo siempre me está mirando, abriendo las puertas y ventanas cada vez que estoy dormida. Estoy segura de que he desarrollado insomnio. Simplemente no puedo dormir más. Dios, que alguien me ayude. Me estoy volviendo loca. Algo me va a atrapar, lo sé. Todos los días es lo mismo. No puedo comer, no puedo dormir. Mi madre me dijo que fuera a buscar ayuda. No quiero ayuda, ¡quiero que esto me deje en paz! Dios, no debería haber escrito esto. Ahora Estoy aún más asustada ... Recuerdo haber crecido teniendo siempre miedo de lo que había debajo de la cama, detrás de la cortina de la ducha, o de esperar en la cama junto a ti, esperando que te voltearas ... esa pesadez que sientes cuando desesperadamente quieres mirar hacia atrás, pero no puedes moverte ... Ninguno de ellos fue tan aterrador como este sentimiento con el que estoy plagada ahora ... Sé que voy a morir. Quien sea que lo lea, sabra de que estoy hablando, de esa paranoia dominante y miedo o tu propia imaginación cuando te sientas en una habitación oscura, solo ... "<<

La letra era inestable y manchas de sangre cubrían la página, como si se hubiera abierto mientras la asesinaban. Dijeron que lo encontraron en el piso junto a la cama. Revisé algunas de las entradas anteriores. Mucho de lo mismo. Paranoia, miedo. Abriendo puertas y ventanas. Sentimientos de ser observada. Me pregunto qué era esto. Se piensa que Seattle es la ciudad hippie donde se bebe café y se fuma marihuana, pero considerando lo relajados que todos se ven, hay muchas cosas locas que suceden aquí. Washington es la central de asesinos en serie. Al menos parecía que eso era lo que teníamos en nuestras manos. Tres asesinatos con el mismo estilo: cuerpos hechos trizas ... que parecen ser comidos.

Pasé a la primera entrada del diario.

>>"11/1/12, 11:36 AM. Mi ventana se sigue abriendo. Están cerradas cuando me voy a dormir, abiertas cuando me levanto. Tal vez sea solo un animal. Una ardilla o algo que trepa por el árbol fuera de mi casa. Creo que voy a colocar una cámara de video esta noche. Tratar de atraparla. Si no tuviera que usar estos estúpidos tapones para los oídos todas las noches, podría despertarme cuando se abran. Tienen un chillido realmente desagradable cuando las abres. Si el bebé dejara de llorar el tiempo suficiente para poder dormir sin los tapones para los oídos, podría descubrir qué es lo que hace que se abra la ventana. Malditos vecinos".<<

La primera entrada en el diario fue solo tres días antes de la última entrada. Las cosas se intensificaron rápidamente después de eso. El resto de las entradas mostraron pánico y miedo. Ella estaba aterrorizada después de la primera noche de filmación. Me estaba costando mucho manejar esto, incluso con las risas en el fondo. Recogí las cajas, teniendo cuidado de no mirar más esas malditas imágenes y de poner las cajas a un lado. Solo vería un poco de televisión por un tiempo, olvidarme de todo.

Me desperté a la mañana siguiente en el sofá. Mi apartamento estaba frío. Me levanté del sofá, adolorido por una noche de sueño incómodo. Me duché, me vestí y me fui a la oficina, llamando a Anna mientras conducía. Dijo que llegaría un poco tarde, que acababa de despertarse. Me detuve en el Starbucks por la calle de la oficina y compre dos cafés. Realmente necesitábamos revisar todos los contenidos de las cajas para poder comenzar a pensar en quién era este sádico asesino.

Saqué las cajas de mi auto después de estacionarlo y las apilé sobre el baúl. Puse las dos tazas de café sobre ellas y las llevé con cuidado a nuestra oficina. Cuando llegué a la oficina, hacía frío allí también. Más frío de lo habitual.

Encendí la calefacción y tomé un sorbo de mi café, dejando mi bata puesta. Anna llegó diez minutos después que yo y agradecidamente tomó el café.

"Entonces, ¿qué tenemos?", Preguntó ella.

"No sé si quieres saber", dije, tratando de sonar despreocupado.

"Oh, por favor", dijo, riendo entre dientes. "Podemos manejar cualquier cosa".

Suspiré y abrí las cajas para ella. Saqué las fotos de la primera escena del crimen y se las mostré. Ella jadeó mientras los miraba. Vi lágrimas en sus ojos cuando se llevó la mano a la cara y agarró la foto. Le había mostrado la única imagen que vi a fondo. Pude entender su disgusto.

"¿Qué tipo de enfermo ... monstruo ... puede hacer este tipo de cosas a alguien?", Dijo, más callada que de costumbre.

"¡Este tarado psicótica le robó el corazón! ¡La rompió en pedazos! ¿Qué ... quién puede hacer eso? "

"No lo sé, Anna. Me preguntaba eso mismo anoche ", le dije.

“Pude ver la foto, pero luego ya no pude. Después de eso comencé a leer el diario que la primera víctima había estado guardando”. Lo agarré de la caja y lo abrí a la primera entrada. Se lo leí, y también le lei parte del segundo día, el cual era cuando ella comenzaba a entrar en pánico.

"¿Qué piensas? ¿Podría ser su ex? ¿Quien es ella y quien es su ex? Ella habla de algo que estaba parado afuera de su ventana, así que tal vez él estaba acechándola."

"Es posible, "contestó Anna. "¿Pero las tres víctimas han salido con el mismo hombre?"

"No lo sé." Seguimos revisando las cajas.

Las horas pasaban demasiado lento. Leímos los diarios, todos sin pistas sobre quién era este asesino. Miramos las imágenes, todas tan grotescas que apenas podíamos mirarlas.

Cada imagen tenía una extremidad diferente desconectada del cuerpo y desparramada por la habitación, o pedazos de carne arrancada y sangre salpicada alrededor de la escena del crimen. Las imágenes llenas de sangre y entrañas se impregnaron en nuestras mentes una vez llegada la hora de almuerzo.

"No sé si podré comer", dije, casi bromeando, mientras salíamos de nuestra oficina para ir a almorzar. Anna se rió un poco.

"Yo sé lo que quieres decir. Este es probablemente el peor caso con el que he tratado. "

Durante el almuerzo discutimos teorías. Teorias de quien habia hecho esto. Pero ninguna de ellas realmente tenía sentido. La idea del ex podría ser plausible, pero ¿cuál era la probabilidad de que dos mujeres y un hombre, en una ciudad tan grande como Seattle, salgan con el mismo hombre?

Podría ser solo un asesino en serie, pero ¿por qué estaba apuntando a estos jóvenes? Quizás conocían a algunas de las mismas personas, y una de esas personas resultó ser psicópata. Habían demasiadas opciones para reducirlas tan temprano en la investigación.

Después de las últimas horas de trabajo, Anna tomó una de las cajas a su casa, y yo tomé las otras dos. Iba a ver los DVDs que habían encontrado en la escena.

Llegué a casa, me preparé para cenar y me senté en el sofá. Después de comer, meti el DVD con la etiqueta "Noche 1" y miré. Sin embargo me quedé dormido a los diez minutos. Me desperté a la mañana siguiente, casi tarde otra vez. Regresé a la oficina lo más rápido que pude y le dije a Anna que me había quedado dormido y que no había logrado revisar todo. Ella dijo que estaba bien, que podríamos ver uno o dos de ellos entonces. Nos ubicamos alrededor de mi computadora y colocamos el primer disco.

No pasó mucho, excepto los gritos casi constantes de un bebé. Avanzamos rápidamente durante las primeras horas, pero nos detuvimos cuando vimos algo extraño. Alguien, algo, se arrastró por el árbol fuera de su ventana y se sentó allí, inmóvil. Todo lo que podíamos ver era una silueta negra de una figura extraña.

Fuimos a una de las salas de información donde había mejores equipos de visualización de pruebas de cinta. Enganchamos todo y volvimos a donde estábamos en la cinta, y hicimos zoom hasta donde pudimos, pero todavía no podíamos ver la figura claramente. Parecía tener algo en la muñeca cuando abrió la ventana. Asumimos que se trataba de una hombre por el tamaño enorme de la mano. Durante todo el video, se sentó en la ventana, mirando a la mujer. Solo mirando. Parecía que estaba murmurando para sí mismo violentamente. Como si estuviera luchando con dos voces en su cabeza. Cerca del amanecer, saltó del árbol en el que estaba posado, alarmando y despertando a la mujer. Anna me miró con horror cuando el video terminó. No sabía qué decir, así que solo asentí con la cabeza.

"Tomaré el resto de las cintas y las miraré esta noche," dije, perdonando su cordura. "Vete a casa. Tomate un descanso”.

Ella asintió y se levantó para irse. La seguí. Aunque todavía era solo la hora del almuerzo, volví a casa, con los DVDs y una soda en la mano, para ver los videos antes de la fiesta de Navidad. Definitivamente no es una actividad que fomenta el espíritu navideño, pero ¿qué podía hacer?

Entré en mi apartamento, dejé los DVDs y la soda en el sofá y fui a hacer un sándwich. Cuando volví a la sala de estar, la ventana estaba abierta. No recuerdo haberlo abierto. Traté de ignorarlo como si nada, pero después de ver el DVD de la primera noche de filmación, comencé a volverme paranoico.

Tal vez esto vendría después de mí, ya que se me asignó el objetivo de capturarlo. Tal vez no quería ser capturado y mataría a todos los que lo intentaran. Estos pensamientos pasaron por mi cabeza y me hicieron cada vez más paranoico con cada segundo. Los aparté de mi mente y cerré la ventana, asegurándome de cerrarla con llave.

Comí mi sándwich rápidamente, tragué un poco de refresco para despertarme y coloque el siguiente DVD. Comenzó igual, excepto que la mujer había dejado una vela encendida junto a la ventana. Probablemente para que ella pudiera ver quién estaba allí. Aunque no me ayudó mucho. Podía distinguir lo que parecían pulseras colgando de sus muñecas, haciendo ruido cada vez que se movía. Presionó sus manos y su rostro contra la ventana cerrada. No podía distinguir ojos, cabello o rostro humano ... Todo lo que podía ver era una nariz, que parecía rota, y una boca, que parecía severamente agrietada. Todo el vídeo progreso de la misma manera que el primero.

Permaneció allí hasta el amanecer, mirando, murmurando. Ojalá pudiera ver lo que era. Pero al mismo tiempo, no quería. Solo por su perfil parecía grotesco. El segundo video terminó cuando la criatura se fue tal como lo había hecho la noche anterior. Recordé haber leído que, al tercer día, la mujer llamó a la policía. No recuerdo que nadie me dijera que alguien había llamado alegando que la acechaban o que alguien estaba parado afuera de su ventana por la noche.

También escribió en su diario que llamó a alguien para pasar la noche con ella. Durante su entrevista, descubrimos que él era su primo. El fue el que encontró el cuerpo. Se despertó a gritos en medio de la noche, pero afirmó que no podía abrir la puerta a tiempo para salvarla.

Fue detenido como sospechoso bajo custodia dentro de un hospital psiquiátrico. El incidente había causado un daño mental severo. Se negó a discutir el evento y solo murmuró para sí mismo. Él era la segunda víctima que este asesino había reclamado.

Encendí todas las luces de mi departamento y me volví paranoico. Antes de ver el siguiente y último DVD, abrí el diario de la mujer otra vez y leí las entradas que había escrito en su último día.

>>"11/3/12. 5:17 PM. Llamé a la policía. No me ayudarán. No me creen. Piensan que estoy loca. Les digo que alguien con algo en las muñecas y una cara horrible sigue abriendo mis ventanas y si estan cerradas, trata de abrirlas...pero simplemente no les importa. Llamé a Bill y le pedí que se quedara esta noche ".<<

Puse el siguiente DVD y me preparé para lo que estaba a punto de ver. Sin embargo, no creo que nadie pueda prepararse exitosamente para eso. Lo que vi fue más que horrible. No era grotesco, no era horrible, no era espantoso ... ninguna de esas palabras bastaría para describir por lo que tenía que atravesar. El DVD comenzó con ella bloqueando las ventanas y cerrando sus cortinas. Su primo entró en la habitación y la tranquilizó, frotándole el brazo.

"Estaré en la habitación contigua", le dijo.La mujer asintió y él se alejó. Encendió dos velas y puso una junto a su cama, y ​​una junto a la ventana.

Las encontramos en el piso, ambas etiquetados como "Vela para el estrés, de miel de vainilla". La mujer se acurrucó debajo de las mantas, mirando hacia la ventana.

Pasaron unas horas sin que pasara nada. Incluso el rápido avance del DVD tuvo suficiente suspenso como para hacer que mi corazón se acelerara. Avanze unos minutos, presioné play y observé durante unos segundos, por si acaso llegaba el asesino. No quería perdermelo. Aunque quería ... Alrededor de las 2 AM en la cinta, presione play y fui al baño. Cuando cerré la puerta, oí un fuerte estruendo y volví corriendo a la sala de estar con los puños en alto. Miré a mi alrededor y no vi nada roto. Empecé a escuchar golpes fuertes. Fui a mi puerta y miré a través de la mirilla, pero no había nadie en mi puert.

Mi corazón latía con más fuerza de lo que ya lo hacía. Volví a mi sala de estar y los golpes se hicieron más fuertes. Miré la pantalla de mi televisor y la cámara temblaba. Sabía que esto era. Me senté de rodillas frente a mi televisor; mis palmas estaban sudorosas; mis manos temblaban; Sentí que iba a vomitar, pensando en cómo ella estaba a punto de morir y era yo el primero en presenciarlo.

La puerta se abrió lentamente, inquietante, frente a su cama. El hombre entró lentamente en la habitación, arrastrando los pies. La puerta se cerro detrás de él, sin que él siquiera la tocara. Se dirigio hacia el lado de la cama donde estaba la mujer, el lado con la vela. La llama parpadeo mientras el se acerca cada vez más a su cama. Sus pasos fueron fuertes y lentos.

Thump ... thump ... thump ... Finalmente, llegó a su cama. Solo miró hacia la cámara por una fracción de segundo antes de darse la vuelta y mirar a la mujer. No estoy seguro de lo que vi, pero sea lo que sea, fue repugnante. No pude distinguir ningún ojo. Su columna vertebral sobresalía de su espalda, todo su cuerpo estaba desnudo, era alto ... 2 m probablemente ... las pulseras en sus muñecas no eran pulseras en absoluto, sino grilletes con cadenas rotas. También los tenía en los tobillos. Nadie mencionó que esto fue una violación, un asesinato. Pero con este hombre desnudo de pie junto a la cama de una mujer, ¿qué otra cosa iba a pensar?

Mientras él está allí, oi un murmullo en voz baja y amenazadora. No pude entender lo que estaba diciendo.

Se inclinó lentamente, inquietantemente, y levantó el cabello de la mujer, oliéndola profundamente. Ella comenzó a despertarse y se dio la vuelta murmurando

"¿Bill? ¿Qué estás haciendo? Cuando vio lo que estaba esperándola, ella gritó.

Después de unos segundos, oí golpes en la puerta y Bill grito y gritó, suplicando que lo dejaran entrar, preguntando qué estaba pasando. Pero la puerta, que no estaba cerrada con barricadas, no se abrió. La mujer comienzo a entrar en pánico, luchando por salir por debajo de sus mantas callo al piso en el proceso. Con una velocidad que no pensé que esta criatura o humano pudiera poseer, él estaba encima de la mujer, desgarrando su frágil cuerpo en pedazos.

Arrancó, arrancó pedazos de piel y los arrojó por la habitación. Se estaba riendo, amenazante, cada vez más fuerte y más feliz mientras la mujer moría debajo de él.

No podía ver lo que estaba pasando, pero el horror de la situación hizo que mi imaginación se volviera loca e hizo que la situación fuera aún más aterradora.

Pronto, la mujer dejó de luchar. La criatura sonrió cuando le arrancó el corazón del pecho roto y se lo comió. No vi que se lastimara los dedos, pero siete de ellos no se encontraban cuando llegó el equipo de CSI.

La criatura desnuda se puso de pie y caminó hacia la cámara. Finalmente pude ver lo que era esto mientras la luz de la vela alumbraba su rostro. Tenía la piel cosida sobre los ojos y el resto de él también eran pedazos de varias pieles cosidas para crear una figura humana.

Sus labios estaban agrietados hasta el punto de romperse y su nariz estaba extremadamente torcida. Él era calvo. La sangre en todo su cuerpo lo hizo aún más aterrador. Apagó la vela en la mesita de noche y se rió. Escupió sangre de su boca. Caminó hacia la ventana y apagó la segunda vela. El salto rompiendo la ventana.

Todo el tiempo, Bill estuvo gritando.

Me senté en silencio horrorizado y comencé a escuchar golpes de nuevo. Aterrorizado, caminé lentamente alrededor de mi casa, buscando la fuente. No encontré nada. La última habitación que revisé fue mi baño. Abrí mi cortina de baño y justo cuando lo hice, la luz del baño explotó, casi dándome un ataque al corazón.

"Está bien", me dije. "Necesito un descanso ... voy a ir a la fiesta de Navidad ahora. Apartar la mente de esto..."

Mientras salía por la puerta, pensé en cómo llamaría a esta criatura. Stitch.