FANDOM


Abrió los ojos en plena oscuridad, asustada, confundida.

La agitación obligaba a su respiración a entrecortarse y no lograba recordar porque había lagrimas en su rostro.

El temor del momento empezaba a desvanecerse y ella comenzaba a calmarse pero, por alguna extraña razón seguía llorando desconsoladamente.

No podía ver por culpa de la densa oscuridad que envolvía al cuarto entero. Al pasar los minutos, entre sollozos, poco a poco sus pupilas fueron adaptándose y por fin lograba vislumbrar y reconocer las figuras y siluetas dentro de la habitación.

Junto a la puerta se encontraba el televisor apagado, con su característico punto rojo de luz en la parte izquierda bajo la pantalla; del otro lado del armario, unos estantes dejaban verse al igual que los muñecos, souvenirs y decores que descansaban en ellos.

Allí estaba Mickey Mouse sonriendo burlón y el Pato Lucas con rostro antipático. Dos estantes más abajo una cajita de música rosa pálido con forma de corazón y a su lado un porta retratos redondo con muchos colores, entre muchas otras cosas.

Un golpe seco sonó desde el lado de afuera de la ventana, que estaba sobre su cama ¿El viento?. Aunque ella imaginaba que así era, se estremeció y su agitación regreso, acordándole nuevamente la respiración.

Tanteó entonces, a oscuras, el cable y el interruptor para encender su lampara de Hello Kitty, la que estaba sobre su mesa de noche.

Cuando la encontró, ésta no accionaba, no encendía. Solo se agito aún más sin poder contener sus sollozos.

No encontraba el valor suficiente para levantarse de su cama y encender la luz de la habitación. Sentía que un abismo la separaba a ella del interruptor junto a la puerta.

El silencio la angustiaba segundo a segundo. Cada vez estaba más asustada por algún motivo, aunque no entendía cual.

Un vacío en su interior le decía que algo no estaba bien.

Pasó un largo rato en silencio, totalmente callada; tapandose la mitad del rostro con las sabanas.

Sintió una luz pasar velozmente por entre las endijas de la persiana, iluminando de manera fugaz el cuarto con pequeñas lineas iguales. Era una extraña luz verde azulada.

Se quedó observando la ventana unos instantes hasta que un impulso la obligó a mirar hacia la puerta. Tenía esa sensación de que alguien (o algo) la observaba fijamente, la examinaba minuciosamente.

Allí, parada en medio de la habitación, bloqueando la puerta, había una figura; una figura totalmente anormal, mucho más alta que la de su padre o la de su madre.

Una pregunta ingenua se escapó timidamente de sus labios…

-¿Papá?…. – dijo llena de miedo y angustia.

La figura se fue acercando lentamente esquivando juguetes y demás cosas que había esparcidas en el piso, hasta que estuvo a su lado, junto a la cama; con la mitad del cuerpo sobre ella formando un arco horrendo con su espalda.

Parecía no tener extremidades, daba la impresión de ser solo una gran silueta negra grisácea. La niña sentía las lagrimas descender lentamente por sus mejillas, sin poder evitarlo.

La luz verde azulada volvió a pasar junto a la ventana, entonces lo vio claramente…su rosto. Esos ojos enormes, carentes de sentimientos y totalmente fríos; una boca enorme entreabierta que dejaba ver unos dientes que no parecían humanos, ni siquiera animales. La niña soltó un gritito aturdidor.

La figura se hecho hacia atrás en reacción al grito y luego volvió a mecerse hacia adelante, mostrandole ante sus ojos un extraño objeto brillante, parecido a una roca.

El objeto era totalmente hipnótico.

La criatura emitió un gemido horrible, inexplicable y luego retrocedió hasta abandonar la habitación o mejor dicho, desvanecerse de ella.

La niña sintió que sus parpados pesaban y luchando con sus sollozos y sus lagrimas se quedó dormida.

Al despertarse la mañana siguiente no recordaba nada de lo acontecido durante la noche anterior.

Supuso que al igual que siempre, había tenido dulces sueños color de rosa… Aunque nunca encontró una explicación para ese extraño objeto, parecido a una roca, que encontró en el piso de su cuarto.



Muchos son los testimonios de casos de abducciones o encuentros extraterrestres de cuarto tipo. Y Muchos de ellos tienen estas características. Casi el 80% para ser más correctos.

Algunos estudiosos confirman que los sueños son creaciones de nuestro inconsciente; otros que son recuerdos de situaciones vividas hace mucho tiempo; otros que son vivencias o premoniciones extrasensoriales y otros sostienen la sencilla teoría de que no estamos tan solos como creemos y que nuestros sueños son distracciones o coartadas creadas a propósito para que no recordemos u olvidemos cosas que sucedieron durante la noche y que no quisiéramos saber.

Santiago Nitto.

29-12-2010.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar