FANDOM


Roberto del Toro era un hombre parco y amable, al menos eso es lo que decían sus vecinos y familiares los cuales jamás tuvieron queja alguna de su comportamiento.

La noche en la que sucedieron los hechos en el apartado pueblo de Valdealgorfa situado en la despoblada y envejecida provincia de Teruel hacía un frío extremo. Roberto recibió una orden de Barcelona, donde trabajaba en un periódico de tirada nacional, para informar del acontecimiento que había sobrecogido recientemente a la opinión pública, ya que se encontraba en aquel momento en una localidad cercana.

Se hospedó en el lúgubre mesón regentado por la señora Lidia, una mujer entrada en años, ante la ausencia de cualquier otro lugar en donde dormir en toda la villa. Desde el primer momento en que pisó el suelo del salón principal del viejo hostal sintió un escalofrío.

En una esquina había un hombre, supuso por los pantalones leyendo el periódico de modo que este le tapaba la cara. Roberto escucho el sonido de las patrullas que como ayer intentarían cazar a la criatura. Se trataba de la tercera víctima mortal en una semana de la misteriosa bestia.

-Sería una pena que lo cazaran hoy mismo...-dijo, pensando en lo bien que le sentaría a su jefe una historia lo más truculenta posible.

- No lo harán hoy y probablemente tampoco mañana. Deduzco que es usted periodista- dijo la voz oculta tras el tabloide.-¿Ha venido por lo de la bestia? Aunque porque otra cosa si no.

-Pues sí ha acertado de lleno. Esta puede ser una historia que saque a este pueblo del olvido secular en el que se encuentra. 

-Nadie se lo ha pedido y nos gustan los cotillas morbosos.

Roberto hizo un gesto de negación con la cabeza y miró por la ventana. De pronto se le ocurrió preguntarle.

-¿Por qué cree usted eso? me refiero a que no lograrán.

-Esa bestia entra en las casas por gateras y ventanas de sus víctimas, no tienen tiempo ni de gritar. Sin duda es fuerte e inteligente para acechar a hombres y mujeres por igual. Es admirable su destreza, terrible pero admirable.

-¿Admirable?-se sorprendió roberto- Ese monstruo está matando sin compasión ¿y usted lo define así?.

-Sobrevalora usted la vida humana -respondió el señor tras el periódico-. Además presa y predador acabarán por morir... lo que cambia es el momento. El tiempo en que mueren y a manos de quien es lo único que cambia.

En ese momento bajó el periódico y buscó al individuo con quien hablaba pero no halló a nadie. Irónicamente se le acabó el tiempo. No gritó pues fue consciente en el momento en el que sintió el cálido aliento de Roberto que no le daría tiempo a su grito a salir por su garganta y como una marioneta del destino... expiró con la garganta destrozada a mordiscos.

Sus restos óseos roídos y con el tuétano devorado fue lo único que encontraron sus convecinos. Respecto a Roberto desapareció por el periodo de un mes, antes de ser abatido por un cazador sobre el que se abalanzó desnudo y con la boca ensangrentada.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar