FANDOM


Era una noche tranquila, cálida, un hombre con una tremenda hemorragia nasal corría desesperado, no había nadie en la calle y, estaba tan cansado y afónico, que no podía ni gritar. Trágicamente llegó a un callejón sin salida, miró tras de si, un hombre bastante joven con un traje bastante azúl y una máscara blanca con dos ojos negros y una sonrisa dibujada con sangre se acercaban a el. En un último momento desesperado, cerró los ojos y...

Un nuevo homicidioEditar

Josh Damber, policía recalcado llegaba al lugar del crimen, allí vio a la policía, sus compañeros investigando el lugar el crimen. Se acercó al cadáver y miró a su amigo forense, quien dijo:

- Otro mas, con este ya es el séptimo que ocurre de la misma manera.

- Me da igual lo que digan, es un asesino en serie, ¿Tanto les cuesta entenderlo a nuestros superiores?

Josh mantuvo una breve conversación con sus compañeros y después se dirigió a la comisaría. Con el cabreo y la rabia que tenía con ese asesino, fue directo al despacho del comisario jefe y dijo:

- ¡Esto es inaceptable! Siete víctimas asesinadas del mismo modus operandi en una sola ciudad, ni eso, un pueblo, en poco tiempo. Es un asesino en serie.

El comisario se levantó aún mas enfurecido y gritó:

- ¡Acaso te crees que no lo sé! Pero si el caso se revela como un asesino en serie el irá con todavía mas cuidado.

- ¡No le pillaremos si no!

- Joshua, llevas ya bastantes años en esta comisaría, veo que hay muchas cosas que ves que serían mejores, yo también, pero no es tan sencillo como parece.

- ¿Y que quiere que haga?

- Te voy a asignar a ti los 7 casos de asesinato, investigalos como quieras, encuentra la relación entre todas las víctimas y encuentra al asesino.

- ¿Yo solo?

- Dile al novato que ahora es tu compañero.

- Espera, ¿Que? Este es un caso muy importante, no creo que...

- Ese chico puede ser de gran ayuda, ahora ve y encuentra al asesino.

- Si.- Dijo Josh resoplando.- Señor.

Josh entonces salió del despacho y fue a la máquina de café, cogió uno y se dirigió hacia un joven chico que ordenaba sus papeles en una desordenada mesa.

- Anthony, ahora eres mi compañero, ven, tenemos un caso.

Anthony, sobresaltado e impresionado asintió y siguió a Josh, quien comenzó a explicarle todo lo que tenían que hacer. Una vez dicho esto, se pusieron en dirección a la casa de la víctima. Llamaron a la puerta y un chico de unos 20 años, con un pelo negro largo y un flequillo repeinado abrió la puerta.

- Buenas tardes, ¿Necesitan algo?

- Si.- Dijo Josh mientras Anthony sacaba una foto de la víctima.- ¿Reconoce a este hombre?

- Claro, es Tom, ¿Le ha pasado algo?

- Tenemos que hacerle unas preguntas. ¿Cual es su nombre?

- Herman Oesed.- Dijo sacando su documentación.

- No, no, no tranquilo, solo vamos a hacerte unas preguntas. ¿Podemos pasar?

- Claro.

Josh y Anthony entraron a la casa, allí pudieron ver una enorme cantidad de cuadros, todos compartían en común el color rojo, muy presente en todos y cada uno de ellos.

- ¿Estos cuadros son suyos?- Preguntó Anthony.

- Solo uno, Tom se obsesionaba mucho con esos cuadros y compró muchísimos, antes compraba a otros, pero desde que conoció al pintor de estos, abandonó a todos. Me regaló uno, lo tengo en mi habitación.

- ¿Vivían juntos?

- Nos conocimos por Internet y necesitábamos un piso cerca de nuestros trabajos, nos hicimos amigos y compró el piso y lo pagamos a medias.

- Entonces usted no es el propietario del piso.

- Bueno.- Se puso nervioso.- Pero, ¿No me van a echar verdad? Por lo menos denme tiempo para recoger.

- Tranquilo, veremos tu situación cuando encontremos al asesino de tu amigo. Gracias por su tiempo.

- No hay problema, espero que descubran quien es y, cuando lo sepan, vengan a decírmelo por favor.

RelaciónEditar

- Anthony, quiero que vayas a las casas de las otras víctimas, yo intentaré descubrir con quien había hablado Tom en las últimas semanas.

Josh llegó a la comisaría y enseguida se puso a investigar la vida de Tom, era un hombre joven, de veintipocos, no tenía pareja ni muchos amigos, todos los miércoles y los viernes iba a un bar de la ciudad. Josh fue a ese bar y le preguntó sobre Tom al camarero.

- Si, solía venir mucho por aquí, no hablaba mucho, solo se iba a la mesa del fondo y hablaba con ese tio siniestro de ahí. Ese tio da mal rollo, siempre me lo ha dado, con la capucha roja y que no se deje ver la cara me hace sospechar. Hable con él si quiere.

Josh se acercó al hombre de la capucha roja, quien le miró de reojo en forma de desaprobación. Se sentó frente a el y le dijo:

- ¿De que conocía usted a Tom Stoker?

- Era un amigo mío

- ¿Era? ¿Ya no lo son?

- Usted no es el único que sabe que está muerto, lo supe cuando ayer no vino aquí.

- ¿Que relación tenía usted con Stoker?

- Le pedí ayuda para encontrar a un asesino, ese que se lleva la sangre de los que mata, ese que hasta ayer no pudisteis empezar a buscar porque la comisaría no admitía que era un asesino en serie.

- ¿Como sabes?

El hombre sonrió.

- Llevo mas tiempo que usted siguiendo al asesino, señor Josh, y.- Se levanta.- creamé, ese hombre tendrá su merecido.

- ¡Se que sabe mas de lo que ha dicho! Le encontraré.

- No.- Dijo mientras salía por la puerta.- Yo le encontraré a usted.

Josh se levantó y corrió hacia la puerta para detener al hombre, pero, había desaparecido. Josh miró en todas direcciones sin dar con el hombre y sus pensamientos fueron interrumpidos por una llamada.

- ¿Anthony? ¿Ya has estado en la casa de todas las víctimas?

- No, llevo 3 casas, pero creo que ya se que une a todas las víctimas.

- ¿Que?

Anthony miraba a su alrededor, observando la enorme cantidad de cuadros en los que resalta el color rojo.

Josh y Anthony se reunieron en la comisaría y comenzaron a buscar información de los gastos de todas las víctimas. Todos los fines de semana entregaban una cantidad bastante media de dinero a una cuenta a nombre de alguien llamado "Bloody Painter". Esta cuenta era todos los meses recojida por alguien llamado Helen Otis.

- Yo ya he escuchado antes ese nombre.

- ¿Donde?

- Hace 6 años, en una ciudad bastante lejana un chaval de 14 se cargó a toda su clase y pintó con la sangre de sus compañeros todo el lugar.

- Repite eso.

- Se cargó a toda su clase.

- No, no, pintó, nuestro asesino es el pintor de los cuadros, Helen Otis, " Bloody Painter", el color rojo en los cuadros.

- ¡Pintaba con la sangre de sus víctimas!

- Y cuando se queda sin tinta, va a comprar mas.

RevelaciónEditar

- ¡Otis sería el tipo de la capucha roja! Con el que hablaba Tom, así le daba los cuadros.

- ¿Estas seguro?

- Si, voy a encontrar a ese cabrón.

Josh salió corriendo de la comisaría y se sentó en la terraza de un bar cercano al que iba Tom. Durante toda la mañana, la tarde y los comienzos de la noche estuvo atento a ver si veía a ese hombre y le detenía. Todo estaba en silencio para el hasta que una voz le dijo por la espalda:

- El bar va a cerrar, ¿Cuanto tiempo mas vas a esperarme?

Josh se dio la vuelta y, con todos los reflejos del mundo esposó al hombre.

- Helen Otis, quedas detenido por el asesinato de 7 personas, y toda tu clase hace 6 años. 

- Me parece correcto salvo porque yo.- Rompió las esposas.- No soy Helen Otis.

El hombre saltó y en unos pocos segundos Josh lo perdió de vista entrando en una increible rabia. Hasta que Anthony le llamó.

- Josh, ven a la comisaría, es muy importante.

Josh llegó a la comisaría y fue con Anthony a la morgue, donde el forense había estado investigando los cuadros.

- Los cuadros pertenecientes a la primera víctima eran con sangre de animales, pero los de la segunda eran con la sangre de la primera y viceversa.

- Eso ya lo sabía, ¿Cual es el problema?

- La última víctima tenía un cuadro con su sangre.

- Pero.- Josh se extrañó.- Eso no es posible.

- Josh, si es posible.- Dijo Anthony.- El compañero de piso de Tom dijo que uno de los cuadros era suyo, ¿Y si Tom no se lo regaló?

Josh quedó impactado un rato y dijo:

- Herman Oesed es Helen Otis.

La visión de un ArtistaEditar

Josh derribó la puerta y entró con la pistola en la mano, Anthony tras el le cubría las espaldas. 

- ¡Helen Otis! ¡Queda detenido por...

Helen, escondido tras un mueble cercano a la puerta, apuñaló a Josh en el brazo y le hizo soltar el arma. Josh, se quitó el cuchillo y lo lanzó contra Helen, quien lo esquivó y miró sonriente a Josh, quien usó su camisa para parar la hemorragia.

Helen miró fijamente a Josh y la sangre de este empezó a salir de su brazo y dirigirse hacia Helen, con lo que Josh empezó a marearse y a desangrarse. Anthony empujó a Josh haciéndole agacharse y disparó a Helen en el hombro, hiriéndole. Helen reunió en una burbuja la sangre qe obtuvo de Josh y la lanzó a estos haciendo una potente explosión de sangre que hirió a ambos. Anthony se levantó, cogió su pistola y la de Josh y corrió a por Helen por la escalera, disparando ambas pistolas.

Cuando las balas se le acabaron, dijo:

- ¡Mierda!

Y volvió corriendo a por Josh.

Unas horas después, Josh se encontraba en la cama de un hospital, con un par de goteros a su alrededor. Anthony y un hermano suyo, adolescente estaban junto a el.

- Ben, puedes irte a casa ya.

- Adiós Anthony. Adiós Sr. Damber

- ¿Estas bien Josh?

- No, me sacó la sangre de golpe, ese hombre, tenía poderes, o algo, absorbió mi sangre.

- Puedes ser hemofílico y por eso...

- No es la primera herida que me hago Griley.

Un hombre vestido con una sudadera roja oscura y unos pantalones negros entró a la sala, su rostro habia sufrido heridas, no se sabe como, pero desde luego, eran heridas post-mortem.

- Pero es la primera vez que te hiere Bloody Painter.

- ¿Tu? ¿Quien eres?

- Llámame Red Hood si quieres, mi nombre ya no lo uso.

- ¿Ese no es de Batman?- Preguntó Anthony.

- ¿Que quieres Red Hood?- Dijo Josh ignorando a Anthony.- ¿Vas a matarnos?

- Si Deimos quisiese que murierais no habrías sobrevivido al ataque de Painter. Yo vengo a hacer justicia, a hacer pagar a los criminales por los crímenes que cometen.

- Para eso existe una justicia, un sistema.

- Un sistema corrupto, dominado por las agencias secretas, por el SCP, por los "Illuminati", si quieres decirlo así. 

- ¿Por qué has venido?

- Porque yo no puedo seguir a Painter ahora que le habéis sacado de su cueva, si me acerco los policías me tomarán como un enemigo, así que necesito que lo saquéis del sistema y de la visión de la policía, y entonces haré justicia.

- ¿Y si me niego?

- No lo harás, lo sabes.

- ¿Que es lo que quiere Painter?

- Quiere hacer arte, pintar, expresarse, pero su pasado es trágico, el bullying, los insultos acabaron fracturando su mente y aunque intenta retenerse, sus instintos le obligan a matar otra vez, está loco, necesita matar para expresarse.

- ¿Lo matarás?

- No, su hora aún no llega, no llegará en bastante tiempo, pero cuando llegue es probable que llegue a distinguir el bien del mal. 

- No tiene una visión de artista.- Dijo Anthony.- Es un maníaco. Deberíamos...

- Anthony.- Dijo Red Hood.- Sé que quieres pillar a Painter, que quieres seguir en la historia, pero, no seas Payaso y ve con tus hermanos, aprovecha el tiempo que tienes con ellos.

- ¿Que?

- Tiene razón Anthony, ve a casa, yo terminaré el caso.- Dijo Josh levantándose ya bastante mejor.

- ¿Donde quieres a Painter?

- Hay una pequeña estación abandonada al noroeste de la ciudad, atraelo allí.

- Bien, mañana a las 5 lo tendré ahí. Se como atraerlo.

Sangre de FuegoEditar

El plan de Josh era arriesgado, primero habló con el comisario y le dijo que le permitiese anunciar una cosa. Dicho esto, Josh grabó en la estación abandonada con todos los cuadros de Painter un mensaje diciendo que se quemarían en la estación en honor a las víctimas. Después se prohibió el paso a la fábrica a cualquier persona. Dicho esto, se dirigió a la fábrica y esperó a su asesino.

Llegó la hora de la crema y Josh cogió un bidón de gasolina, y empezó a rociar el montón de mas de 50 cuadros, cuando esperó lo suficiente, sacó una caja de cerillas, y al encender la primera, Painter apareció saltando por encima de los cuadros listo para atacar al policía. Entonces una bala perforó el hombro de Painter y lo mandó disparado hacia la pared. Josh se dispuso entonces a iniciar la cremada.

- Noooooo.- Gritó Painter, quien se sacó sangre y la lanzó al fuego con la intención de apagarlo, inútilmente.

Red Hood entonces saltó por encima del fuego y comenzó a correr a por Painter, pero, una plataforma que había bajo los cuadros se empezó a abrir y los cuadros comenzaron a caer, desgraciadamente, Josh también.

- ¡No!- Dijo Red Hood dando la vuelta. Josh colgaba ya que la manga de su camisa había quedado enganchada en una zona de la plataforma que estaba rota, abajo, los cuadros ardiendo se hundían en un material radioactivo que había en un cubo, los vapores quemaban a Red Hood y a Josh, quien gritaba mientras intentaba respirar inútilmente.

En una medida desesperada, Red Hood sacó su machete y lo clavó en el brazo de Josh, quien gritó, entonces se balanceó y lo sacó del agugero.

- Aún no toca baño Joshua.

Red Hood entonces miró donde debería estar Painter, quien había huido. Red Hood levantó a Josh y comenzaron a huir del lugar, unos minutos después de que escaparan, el lugar explotó.

- Debía de ser una base del SCP.- Dijo Red Hood.

- Ahora ya no es nada.- Dijo el malherido Josh.

- Bueno, se acabó, Painter ha escapado.

- ¿Ya está? ¿Vas a rendirte?

- Josh, la historia se acaba, no hay final feliz aun, no te preocupes por Painter, aunque la historia se ha acabado, volveremos a verlo, volveremos a vernos, será un reencuentro explosivo, ya verás.

- No lo entiendo.

- No puedes, esto es mas que tu vida Josh, es un universo, todos somos pequeñas marionetas de algo mas grande, solo podemos esperar a que llegue el momento.

- ¿El momento de que?

- Je, jeje. Chan chan chaaaan. Te dejaré con la intriga.

Unas horas después, en otro lugar:

- Ah mira, si es el pintorcito blandengue, decía un hombre rubio con gafas y una pistola, ¿Has cambiado de opinión? Pareces desesperado.

Un ser alto, blanco, sin rostro, con un traje elegante y una corbata negra se teletransportó frente a él.

- ¿Te unirás a Zalgo? ¿Aceptas acatar sus órdenes ante todo?

Y-yo...- Dijo Painter herido, cansado y desesperado.- acepto.

Notas del AutorEditar

Los motivos por los que este creepypasta se demoró tanto son personales, por lo que prefiero no decirlos, supongo que la gente entenderá.

Agradecimientos a DragonSword123 por permitirme introducir en este universo a Red Hood. Personaje de su autoría.

Ya que Red Hood no es de mi autoría ni un "clássic", quise darle el poder romper la 4ª Pared en algunos diálogos. Si a Dragon no le importa, podría ser una característica de Red Hood en el UCDT.

La razón de los poderes de Bloody Painter no tienen un motivo fijo, simplemente quería darle una habilidad que lo diferenciase de los demás.

Este es el primer creepypasta del 2016.

Para los que hayan leído "Freedy Laughing Jack vs Jason The Rake", conocen del funesto destino de Anthony. Desgraciadamente para el personaje, su destino no cambiará ni volverá en un futuro, aunque su muerte se verá de alguna forma en el UCDT.

La BlackBlood de Red Hood iba a ser vista en la historia, pero debido a que el enemigo es Painter y su habilidad es parecida, sumado a que la historia es de Painter y no de Hood, me convencen para guardar esa habilidad.

En el hospital iba a haber una pequeña referencia a los Holders, pero no hubo momento en el que esto pudo pasar.

Al contrario que con otros personajes, el destino de Bloody Painter está muy decidido, lo que ocurrirá con el está ya escrito, no escrito de "escrito", escrito de "fijado", ¿Se me ha entendido verdad? ¿Si? Va, bien.

Tambien iba a haber una referencia a Tanuki y Krauser, pero no hubo ocasión.

.

Un infierno puede notarse en el ambiente, muchas personas están caídas en las escaleras de una enorme pirámide negra, un asesino sonriente con su boca arrancada, una mujer de ceniza quemada viva, un dominante de sangre desangrándose, un hombre con un traje de elfo rojo, con el corazón y el estómago arrancados. Apenas en pie unos últimos pelean encima de la pirámide.

Un chico con una tez pálida, una camiseta de manga corta negra y un chandal negro saca unos tentáculos de su espalda para protegerse del fuego de un ya debilitado Zalgo. Una mujer cae exhausta mientras su cabeza chorrea sangre. Mira alrededor, desesperado, corre de la pirámide, pero el desangrado, apenas vivo hombre le agarra su peludo pie y dice: "El Mal nos consumirá a todos".

Mothman despierta aterrado ante tal pesadilla.