Fandom

Wiki Creepypasta

Centinelas

12.013páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios2 Compartir

CentinelasEditar

Los Centinelas son unas criaturas míticas encargadas de observar y vigilar a los humanos de forma individual. Existen tantas como personas hay en el mundo. Se generan en el nacimiento y desaparecen a la muerte. 

La foto 1.jpg

Representación artística de un Centinela.

OrigenEditar

Su origen parte del siguiente relato:

"Hoy 21 de Enero de 2002 a las cuatro y media de la madrugada, me encuentro escribiendo esto porque necesito expresarme, ya que nadie cree nada de lo que me está pasando.

No busco la aprobación de nadie, tan solo quiero desahogarme. Yo nunca he tenido problemas respiratorios, sin embargo, estas últimas noches ya han sido varias las veces que me he quedado sin poder respirar momentáneamente.

Esto no pasaría de temas clínicos si no fuera por la sensación creciente de sentir "burbujas" en las venas y palpitaciones persistentes durante, a veces, todo un día, de párpados, abdominales y muslos de forma mucho más acentuada que la común.

A lo largo de mi vida he tenido sueños y pesadillas, pero hace exactamente un mes tuve uno extremadamente sobrecogedor, uno que verdaderamente se salía de cualquier tipo de esquema mental.

Yo me encontraba en un bosque, uno muy parecido a al de un campamento cutre al que fui con 12 años. Allí hacía frío, mucho mas frío del que debería hacer una noche de agosto en un pueblo de Cuenca, perdido en las montañas donde estaba el albergue.

El caso es que yo andaba.

No había nada terrorífico ni horrible, más bien todo era bastante tranquilizante. Tras un rato vagando sin un objetivo consciente, noté que había algo. Algo que no había visto de forma directa, pero que sabía que estaba allí. Tan conocido como ajeno al mismo tiempo. Una antigua entidad observadora, vigilante de todos mis movimientos.

Ahí estaba, esbelta, gris y estática, lo que le hacía increíblemente poderosa sobre mí y mi miedo. Tenía tres ojos rojos brillantes. Bípeda y delgada. Se podía entrever por los árboles. Era alta, como casi dos veces un ser humano de estatura media. Solo miraba.

Entonces, en el preciso momento en el que se dio cuenta de que los roles habían cambiado y ahora era yo el que le estaba observando a Él, gritó. Gritó con la voz más horrible y espeluznante que jamás haya escuchado nadie.

Para que os hagáis una idea, sonaba como el viento entrando por una ventana cerrada, amplificado y distorsionado. Aquella noche, cómo no, me desperté por otro ataque de apnea.

Recuerdo noches en mi pueblo, Colmenar Viejo, cuando la parte de atrás de nuestro chalet estaba bastante oscura. Yo era pequeño y me daba miedo, pero tenía curiosidad e iba más veces de las que debía. Hoy lo he entendido, y por eso escribo esto. Aquello a lo que mi abuela atribuía a ojos de gatos, farolas o láseres provenientes de la feria patronal eran Él.

Aquellas tres luces tras los setos del jardín eran aquel ser misterioso e inquietante. Todos los años eran Él, uno tras otro, vigilando sin un fin que yo pudiera saber, con intenciones desconocidas. Ahora sé que este ser, cuya mirada siento sobre mi espalda como un cuchillo de hoja fría, poniendo de punta cada uno de mis pelos, siempre ha estado conmigo.

He tardado 17 años en unir las piezas hasta darme cuenta de la existencia de lo que he llamado "Centinelas", pero hoy los sueños se han convertido en recuerdos que me han ayudado a entender la realidad. Hoy entiendo todo y a la vez nada.

Hoy, ahora mismo, le veo reflejado en la ventana, detrás de mí, igual de inmóvil que yo. Observando todo sigilosamente. Es el mismo ser de mi infancia. Le oigo respirar y hacer sonidos. Escucho mover sus ojos, rápidamente, como si quisiera vivir el momento desde todos los ángulos posibles. Cree que yo no sé que Él existe. Estoy aterrado.

Incapaz de darme la vuelta y mirar directamente hacia Él, por miedo a escucharle emitir aquel sonido angustioso. Siento como que ya he vivido esto. Supongo que serán los encuentros olvidados en mi niñez con esta criatura nunca cambiante. Es mi viejo mal hablando con otros, otros seres que probablemente vigilen a cada uno de nosotros. Centinelas que han visto y verán cada uno de nuestros movimientos desde lejos y cerca, día y noche, hasta nuestro final.

Les hemos sentido mirándonos en habitaciones vacías, oído andar por los pasillos crujiendo la madera, e incluso visto en la distancia, vigilantes atentos tras las farolas.

Están ahí, observando fría y calculadoramente en la oscuridad más absoluta, provocando paranoias sobre su propia existencia a sus sujetos. Esperando algo que somos incapaces de comprender. No podemos hacer nada más que acostumbrarnos a su temible presencia, a fingir su desconocimiento, a esperar que sigan estáticos y que no cambien su modo de actuar. No podemos hacer nada más que esperar a que se vayan por su propio pie.

Ellos están aquí, y ahora tú lo sabes. Tú estás aquí, y ahora ellos lo saben."

MorfologíaEditar

Son seres bípedos. Tienen un único globo ocular al final de tres filamentos que salen de la parte superior de su cuerpo. Sus ojos son retrorreflectores filtrados, por lo general, en rojo.

La foto 2.jpg

Centinela observando al cámara desde una terraza.

Carecen de cavidad separada para albergar su hipotético sistema nervioso central. Tienen dos extremidades superiores, de las cuales salen tres dedos, todos de distinto tamaño, cubiertos de varias capas de queratina, lo que les confiere un aspecto de garra. Su piel suele ser gris o negra, recubierta de escamas a modo de piel de reptil.

ComportamientoEditar

Los Centinelas son aparentemente tranquilos. Son seres inteligentes, conscientes de su gran poder de presión psicológica que pueden ejercer sobre su sujeto. Observadores, vigilantes desde la distancia. No se sabe cual es el objetivo de su análisis exhaustivo sobre los seres humanos.

Cuando el sujeto en cuestión deja ver que ha notado la existencia de un Centinela, éste se enerva y grita, emitiendo un sonido extremadamente estridente que puede llegar a producir una síncope o lipotimia en la persona si se escucha de forma prolongada.

Son seres ágiles en entornos abiertos y oscuros, pero son torpes en espacios cerrados, donde, debido a su gran tamaño, son más propensos a chocar y hacer ruidos o dejar evidencias.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar