FANDOM


Al llegar, el médico la revisó y dijo que era necesario hospitalizarla. Previa autorización de su madre, solicitó una ambulancia y aplicó a la joven un sedante para que se durmiera. La ambulancia la condujo a un hospital y antes de retirarme acordé con Raquel que buscaría ayuda para su hija.

Tres días después recibí una llamada de Raquel, quien me dijo que Daniela estaba recibiendo alimentación por sonda y respondía perfectamente.

Ese no era el motivo principal de la llamada. Muy intrigada, me informó que en su casa empezaban a manifestarse cosas extrañas, como ruidos en las noches; que su hijo, su tía y ella no lograban conciliar el sueño; ocasionalmente se percibía en la casa olor a podrido y, lo que más los había asustado, detrás de un cuadro había aparecido una mancha que formaba la cara de lo que parecía ser un demonio.

Eso me extrañó mucho. Le pregunté si podía visitar la casa para constatar el fenómeno y accedió, así que horas más tarde me presenté en el lugar. Me recibieron la tía Ángela, señora de edad avanzada, y Carlos, hijo pequeño de Raquel.

Pregunté a la señora dónde estaba la mancha y me condujo a un pasillo de la planta baja, donde también se encontraba la mesita del teléfono. Justo arriba de la mesita, en el muro, había un cuadro que mostraba un payaso. Me dispuse a descolgar el cuadro y la anciana prefirió irse, así que me quedé con Carlitos.

El lugar era extraño, por lo menos con un ambiente diferente del resto de la casa. Se sentía un poco de frío, pero lo que más llamó mi atención fue que se respiraba un olor nauseabundo, muy parecido al que expedía en momentos de crisis el cuerpo de Daniela. Mientras tomaba algunas fotografías, Carlitos miraba asombrado la horrible cara marcada en la pared. Efectivamente, parecía la cara de un diablo.

—Oye, Juan Ramón, ¿por qué salió esa cara en la pared? —me preguntó el niño.

—No sé. Tal vez sea una mancha de humedad.

—No, tú me quieres engañar. Yo sé que esa es la cara de alguien muy malo.

—¿Cómo sabes eso, Carlitos?

—Porque un ángel me lo dijo.

Carlitos me asombró con ese comentario. Minutos más tarde me dirigí con él a la sala y en el trayecto me dijo:

—Sí, el otro día, cuando ya me iba a dormir, me vino a visitar un ángel. Me dijo que alguien muy malo estaba en la casa y se quería llevar a mi hermanita Dany.

—Lo más seguro es que lo hayas soñado, Carlitos. ¿No crees?

—No, vino y además me dijo lo que tenía que hacer para que mi hermanita se compusiera. —¿Y qué te dijo?

—Me dijo que anotara algo que mi mami tenía que comprar para bañar con eso a Dany. —¿Y lo anotaste? —Sí. ¿Quieres ver...?

Mancha

Otras partes:
  • Parte III

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar