FANDOM


Da media vuelta y retírate. No quieres hacer esto. Deja que alguien más lo haga, quien sea, menos tú. Si tú eres ese “alguien más”, entonces te deseo la mejor de las fortunas.

Ve a cualquier parque público donde haya gente. Obtén una buena vista del lugar. Empápate de felicidad. Respira el aire fresco. Recuerda esa escena, porque será la última vez que sentirás alegría en tu vida. Ahora, cierra tus ojos. Imagina el parque como tierras devastadas y desoladas, y asegúrate de prestar atención especial a los pequeños detalles. Cuando sientas que estás preparado, abre los ojos.

Si ves un árbol cayendo y escuchas un crujido, ve inmediatamente hacia allá. Busca un cuerpo muerto. Si encuentras uno, consume una gota de su sangre. No importa cómo lo hagas, solo hazlo antes que alguien más tenga la oportunidad. Si comienzas a vomitar violentamente, felicitaciones, has sido aceptado. Si no encuentras un cuerpo del cual obtener su sangre, o si no vomitas, has sido rechazado. Por razones desconocidas, el Holder no te matará ni condenará tu alma a eterno tormento; de hecho, te dejará caminar libremente. Podrías intentarlo de nuevo, pero el pensamiento no entrará en tu mente.

Dejarás de vomitar en breve. Una vez lo hagas, notarás que ni el árbol ni el cuerpo están allí. Nadie estará en el parque ahora. Lo segundo que notarás es que tu vómito produjo un crudo agujero en el suelo. Si decides regresar, hazlo ahora, pues una vez entres al agujero, no podrás salir hasta que pases la prueba. No hay penalización por retirarse. De hecho, el Holder te recompensará por ser aceptado en primer lugar convirtiendo tu mundo en un lugar feliz. Nunca sabrás de otra tragedia. Esta es la mejor opción, pero si deseas obtener el Objeto, salta en el agujero.

La prueba ha comenzado.

Estarás en las ruinas de la que una vez fue una gran ciudad. Mira a tu alrededor y busca algún esqueleto. Cuando lo encuentres, tócalo. Sus órganos comenzarán a restaurarse uno a uno hasta que parezca una persona durmiendo. Una vez esté hecho, haz lo mismo con otro esqueleto, hasta que los hayas restaurado a todos. Una vez termines con esto, te darás cuenta que todos los esqueletos estarán a tu espalda. Ve hacia la multitud. Comenzarán a gritarte y abuchearte, algunos podrían atacarte, pero no reacciones. Mientras te adentras en la multitud, sus amenazas serán más desagradables y sus ataques te hostigarán más. Al final, la gente comenzará a hacer cosas por lo que serían arrestados en muchos países. Eventualmente, llegarás al final. Dirígete hacia la multitud y susurra:

"¿Es esta fachada tan débil como yo había pensado?"

Si has reaccionado de alguna forma mientras cruzabas, habrás fallado la prueba. Ellos continuarán insultándote y atacándote, pero no sentirás dolor. Simplemente yacerás allí, por siempre perdido en tus sueños. Si perseveraste, repentinamente todos se sentirán culpables por lo que te han hecho. Comenzarán a llorar y te pedirán que los perdones. Sin embargo, no debes hacerlo. Tendrás que matarlos. Deberás proceder de formas que se equiparen al peor de los sociópatas. No dudes ni sientas piedad.

Tus músculos te dolerán, te sentirás cansado, hambriento y sediento. Intenta ignorar lo mejor que puedas estas sensaciones, porque deberás soportarlas por bastante tiempo. La multitud se asustará y arrancará de ti, y necesitarás perseguir a cada persona por mucho tiempo hasta que puedas atraparlos. Este proceso podría tomarte semanas, pero no debes detenerte. Al final, atraparás a alguien que tendrá el mismo aspecto que tú. Será la última persona viva, pero no la mates. Mira tu reflejo en sus ojos. Una vez te veas, él te dirá:

“¡No somos los responsables!”

Respóndele: "¿Quién es el culpable si no eres tú?". Si sentiste remordimiento durante tu frenesí asesino, tu doble desaparecerá y permanecerás aquí el resto de tu vida, siempre enojado por tu fracaso. Si no, tu doble te dará un pedazo de papel y un lápiz. Deberás escribir en él las siguientes palabras:

“¿Puede ser retrasado?”

Tan pronto como termines, cerrarás los ojos involuntariamente y dormirás. Cuando despiertes, estarás de regreso en tu hogar con tu esposa e hijos. Si no los tienes, ellos existirán, y tu memoria será modificada para incluirlos. Cada día deberás ir a tu trabajo (también recreado si no lo tenías) y regresa para cuidar a tus hijos. Vive una vida feliz, haz donaciones, y ayuda a extraños. Esto suena fácil, pero a medida que pase el tiempo, tu vida se desmoronará. Serás despedido, tu esposa se volverá alcohólica, tus hijos serán drogadictos y parecerá que la existencia te odia. A pesar de todo esto, tendrás que mantenerte positivo. Piensa que al menos estás vivo.

Luego de un año completo, regresarás y verás que tus hijos están perdidos. Tu esposa te dirá que tus hijos fueron secuestrados en medio de sollozos. Escúchala cuidadosamente. Si ella menciona una nota de rescate, es que has fallado en permanecer positivo y pasarás el resto de tu vida solo y sin hogar. Si no, dile:

“Yo no podría haber negociado más.”

Ella te llevará a una puerta en el suelo de la casa que nunca habrás visto en todo el año. Abre la trampilla y entra. Notarás que estás en una habitación oscura y polvorienta. Ve a cualquier esquina y ponte en posición fetal. Espera hasta que una ola de tristeza se apodere de ti, y luego grita:

"¿Por qué debemos continuar?"

La trampilla se cerrará. La habitación estará completamente desprovista de luz. A este punto, te sentirás mucho más triste que nunca. Comenzarás a pensar en lo que te ha pasado, y en lo que tiene que pasarte. No dejes que ello entre en tus pensamientos. Luego de algunos días, la puerta se abrirá, pero no te muevas. Sigue pensando en tu vida, hasta que llegues a una conclusión crucial. Ahora podrás salir de la habitación. La casa se ha transformado en otro edificio demolido en las tierras devastadas.

Ve hacia el sol y grita lo que concluiste. Luego, grita:

“¡Y me curaré con el tiempo!”

Sigue al sol, y pronto estarás subiendo escaleras invisibles. Camina con una sonrisa optimista en tu rostro. Si realmente has aprendido algo de tu experiencia, luego de un minuto verás un compilatorio de imágenes. Tómalo y examina las cinco imágenes allí.

La primera muestra a una multitud y tú caminando entre ellos.

La segunda es de un asesinato que cometiste en una persona de la multitud.

La tercera será de ti dando limosna a alguien con un tono melancólico en tu rostro.

La cuarta te muestra en posición fetal en la habitación oscura.

La quinta es una imagen tuya con una sonrisa optimista.

Date la vuelta y mira las tierras devastadas. Imagínalas y cierra tus ojos. Presta atención a los pequeños detalles, deberían ser los mismos. Una vez hayas examinado esa imagen en tu mente, te darás cuenta que es el lugar exacto en el que comenzaste. Abre los ojos. Estarás de regreso en el parque, sosteniendo las imágenes en tu mano.

Este compilatorio de imágenes es el Objeto 363 de 538. Nunca sabrás qué hace realmente.

La tragedia tiene su precio, pero la vida continúa...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar