FANDOM


En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier teatro antes que comience la primera obra del día, y pregunta a la persona en boletería por un boleto para ver a El Holder del Desenlace. Si te dice:

“Ya se han agotado”, ya es demasiado tarde. Vete, el Objeto nunca será tuyo. Si te da un boleto, cierra los ojos y camina hacia el teatro. Si permaneciste con los ojos cerrados, pasarás por un auditorio con un escenario negro sólido y miles de filas de asientos rojos. Las cortinas estarán cerradas. El salón estará lleno de gente, pero será demasiado oscuro para ver a cualquiera de ellos con claridad. Sólo tienes que encontrar un asiento y sentarte en silencio. La obra debe comenzar pronto.

Esta obra no será como ninguna que hayas visto. La utilería y telones de fondo estarán en llamas. El salón estará saturado con el olor agrio del azufre. Las palabras dichas no tendrán sentido. Demonios darán grandes zancadas sobre el escenario y duendes bailarán. Tus seres queridos muertos también aparecerán en escena. La obra será sobre aquellos atrapados en el Infierno.

Tendrás que ser muy cuidadoso aquí. Incluso el más mínimo error puede provocar tu desaparición. Sigue las reacciones de la multitud. Si aplauden, aplaude lo más fuerte que puedas. Si lloran, rompe en llanto falso. Debes ser muy rápido, ya que sus reacciones serán repentinas: pueden reírse por tres minutos, luego empezar a llorar por doce segundos, para volver a morir de risa.

Si no los sigues perfectamente, la gente a tu alrededor se enojará y un acomodador te sacará por revoltoso -tu destino será explicado luego. Si alguien más es sacado del teatro, ignóralo. Cualquier reacción hará que los acomodadores piensen que eres el alborotador, y te sacarán a ti también. Esas personas son otros Buscadores. Ellos vienen del pasado y del futuro. Cada Buscador a través del tiempo que haya preguntado por el Holder del Desenlace estará en este teatro. No seas tentado, quédate con la multitud.

A medida que la obra avanza, te sentirás cada vez más débil. Pase lo que pase, nunca debes caer dormido, nunca. Y tampoco debes permitir que tus sentidos adormecidos dejen de seguir las reacciones de la multitud. Si caes dormido, tu destino será explicado luego.

La obra continuará hasta que sólo haya un Buscador. Si eres lo suficientemente hábil para evitar a los acomodadores a este punto, la multitud ovacionará repentinamente y la cortina se cerrará. El narrador te llamará al escenario para hacer reverencia. En ese momento, caminar será algo doloroso por el agotamiento. Debes perseverar. Si no te levantas en los siguientes treinta segundos, un acomodador te llevará al escenario, y experimentarás un “desenlace” mucho más doloroso.

Si te las arreglas para levantarte, una luz te iluminará. La audiencia caerá silenciosa mientras te aproximas al escenario. Te acostumbrarás al proyector después de unos minutos y serás capaz de ver a la multitud por primera vez. Te darás cuenta de que sus piernas están atadas al techo con cuerdas. No son más que cuerpos pintados para parecer vivos.

Cuando llegues al escenario, haz una reverencia. Entonces, enfrentando a la audiencia, pregunta: ¿Qué pasa con los actores luego del desenlace? Decir otra cosa enojará a la audiencia. Ellos abuchearán y chiflarán, y los demonios de la obra reaparecerán y te arrastrarán hacia las profundidades del Infierno. Di la pregunta correcta, y el narrador sonreirá y dirá:

“¡Por supuesto, no nos olvidemos de tus actores de reparto!”

Todos los Buscadores sacados fuera regresarán, y los que estaban durmiendo despertarán. Irán al escenario tras de ti.

Les escucharás susurrar:

“¿Por qué me dormí?” o “¿Por qué no escuché?”

Ellos lo dirán uno a uno, pero lo harán de forma tan fluida que parecerá que todos hablaran al mismo tiempo. Nunca los interrumpas. Si lo haces, ellos dejarán de hablar. El narrador, los Buscadores, y la audiencia permanecerán en silencio e inmóviles para siempre; ya no hay forma de regresar de este punto, y no podrás progresar más.

Cuando hayan terminado, el narrador regañará a los Buscadores. Él va a decir que no estaban lo suficientemente interesados en el desenlace, y que deberían haber escuchado más. Debido a su apatía, estarán condenados a nunca conocer el final de esta obra infernal. Aquí, notarás que cada Buscador ha sido tirado con las mismas cuerdas que la audiencia. Si no, no importa. Lo notarás ahora. Cuando termine de reprenderlos, cada cuerda brillará con un tenue color amarillo.

Los Buscadores intentarán arrancarse las cuerdas. Sin embargo, ellos estarán muy débiles para mover sus brazos. Una a una, sus cuerdas se desvanecerán y cada uno de ellos morirá a tus pies. Verlos morir será como ver a tu propia familia caer sin poder hacer nada, frente a ti. Aún así, debes aplaudir a cada uno por su desempeño mientras luchan. Cuando todos hayan muerto con excepción de uno, este último irá donde ti y dirá:

“¿Es éste realmente el desenlace?”.

El narrador romperá en una carcajada, y responderá:

“¡Estamos a punto de averiguarlo!”.

En ese momento, notarás que las mismas cuerdas sobresalen de tu piel. Estarán enterradas bajo tu piel con ganchos. No importa qué tan débil te sientas, deberás arrancarte esos ganchos. Su brillo es la última pizca de vida dejando tu cuerpo. Sólo tendrás medio minuto para hacer esto. Si logras quitarte las cuerdas, el último Buscador te mirará con una sonrisa y dirá:

“Eres una inspiración para todos nosotros”.

Sus ojos se llenarán de lágrimas, y él se ahogará de felicidad por conocerte. Momentos después, colapsará, muerto junto a los otros. Por triste que sea, un sentimiento sereno de realización se precipitará sobre ti.

Cuerda.jpg
Tus seres amados vendrán al escenario y harán una reverencia. Puedes aprovechar esta oportunidad para hablar con ellos. La audiencia aplaudirá por última vez y comenzarán a irse. Si la audiencia entera sale, las puertas se cerrarán, las luces se apagarán, y quedarás atrapado en el teatro por todo el resto de la eternidad. Antes que esto pase, vuélvete a la audiencia, cierra tus ojos, haz una reverencia, y ve hacia atrás.

Cuando abras los ojos, estarás fuera del teatro, justo al término de la obra. Un grupo de gente estará caminando fuera, hablando acerca de la obra infernal. Ellos te ignorarán y desaparecerán entre la noche.

Las cuerdas que tienes son el Objeto 240 de 538. Después del desenlace, ningún maestro tirará de las cuerdas.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar