FANDOM


Era una mañana de un jueves, mi marido y yo nos disponíamos a ir muy contentos al hospital, preparados y listos, el encendió el coche, me tomo entre sus brazos y me acomodo en la parte trasera del coche; nuestro hijo, ya estaba en camino.

Camino al hospital solo me miraba y me decía: -Respira por favor, respira.

Estaba más nervioso que yo, solo tomaba mi vientre y tomaba calma y solo decía en mi si, que todo marcharía bien.

Eran las 4 de la tarde, y nuestro hijo, ya estaba con nosotros, me sentí, realizada, ahora era madre, esposa y mujer, solo podía besar a mi hijo y a mi marido, y sonreír, era muy feliz. 5 años después, mi hijo jugaba por los parques, saltaba, corría, veía ver crecer a mi hijo, su padre jugaba con el todo el tiempo.

Un día cualquiera, su padre vino con su primera bicicleta, André, mi hijo solo saltaba de la emoción, el simplemente no podía creerlo y solo esperaba montarlo e ir a jugar al parque. Aprendió a dominarlo muy pronto, en cuestión de pocos días de práctica, ya era todo un ciclista. Todo hermoso hasta que…

En el día de mi cumpleaños, mi marido trajo a mis familiares, vecinos y conocidos, y mientras hacíamos los preparativos que habíamos hecho una semana atrás, André salió a jugar con su bicicleta a la calle.

Lo único que recuerdo es ese sonido de un coche al tratar de frenar, todos miramos por la ventana, los llantos y gritos no se asieron esperar al reconocer la bicicleta de mi hijo manchado con sangre y dolor. Salí de mi casa con dolor, no me importo nada, fui a donde estaba mi hijo, y me derrumbe al mirar entrañas y un charco de sangre en el pavimento, mi marido salió para consolarme, lo único que hice es llorar, gritar y arañar con todas mis fuerzas la tierra. El conductor de coche que atropello a mi hijo, solo decía: “apareció de la nada, apareció de la nada, lo lamento, lo siento!!!”, mi corazón no pudo soportar más dolor y me desmaye…

Desperté en mi habitación, reinado por el silencio, me tomo algo de tiempo recordar todo lo que paso, y como unas imágenes, llegaron a mí, sentí que mi mundo se venía encima mío, fue ahí donde mi marido entro para consolarme, pero no valió de mucho, ambos lloramos sin calma, toda esa noche.

En los próximos 3 meses mi vida valía poco, me levantaba como al medio día, comía por que debía comer, anda por mi casa como un zombie, y tenía que usar calmantes para volver a dormir, mi marido lo iba superando, pero para mí era imposible.

Paso 1 año entero, mi corazón resignado, fue superando el gran dolor de mi vida la cual es haber perdido a un hijo, sin ni siquiera despedirse. Poco a poco los días de dolor iban pasando, hasta que un día me entere, que estaba en cinta nuevamente, no sabría cómo explicar esa noticia, solo sentía miedo e inseguridad.

Mario corría por los 4 años y medio, un día impulsado por la curiosidad, Mario entro al sótano, y de ahí saco la bicicleta de mi primer hijo, el algo entusiasmado me pregunto, ¿De quién es?.

Por razones obvias, no le conté aun a mi hijo lo que paso en el pasado, no lo veía preparado para poder afrontar esa noticia, o simplemente quería que no lo supiera, pero desde el accidente, guardamos todas las cosas de André incluida su bicicleta en el sótano tras la llegada de Mario. Así que solo le conteste: -De alguien muy especial hijo, ¿te gusta?

Mario solo la vio con alegría y no me respondió, salió a la puerta y quiso montarlo y manejarlo, al ver eso los recuerdos de la muerte de mi primer hijo vinieron a mi mente, y antes de que pudiera decirle a Mario que por favor no lo usara, el sonriendo y mirando la bicicleta me dijo:

"NO TE PREOCUPES MAMÁ, ESTA VEZ TENDRÉ MUCHO MAS CUIDADO… QUE LA ULTIMA VEZ”

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar