FANDOM


Esto que vamos a contar está basado en hechos reales —o, al menos, eso dice la gente —. No se sabe desde cuándo se lleva contando esta historia, pero es seguro que es muy antigua ya que hasta los mayores la cuentan.

Todo ocurre en un pueblo cercano a Sevilla, Osuna —donde vivimos nosotros —. Dicen la historia —real —que allá por el siglo XVI hicieron túneles por debajo de todo el pueblo, con el fin de comunicar todas las iglesias y conventos con la Iglesia y Casa Mayor de los Duques de Osuna, conocida también como Colegiata. El duque murió a muy temprana edad, y la familia se fue de Osuna abandonando la Colegiata.

Entonces, es cuando empieza todo, ya que se rumoreaba que los monjes de clausura se encontraban con las monjas de los conventos en los túneles para mantener relaciones. Como cuentan las personas mayores, una vez una de las monjas se quedó embarazada, no de un monje corriente, sino de un religioso renombrado del cual no recuerdo su nombre. Entonces, ordenó que la ejecutaran una de las noches que fuera a visitarlo. La asesinaron y la dejaron allí en el túnel enterrada con una Biblia en su mano. Este hecho último es real, porque, hace relativamente poco —unos 30 años —, encontraron el cuerpo de una mujer, y se cree que es él de ella ya que llevaba un glosario y una Biblia.

Hoy, en el 2002 los túneles siguen todavía intactos, aunque cerrados. Pero la gente ha entrado en ellos viviendo experiencias muy aterradoras. Dice la gente que en los túneles siguen escuchándose gritos y susurros y que, por supuesto, hace mucho frío.

Un amigo nuestro entró una tarde por curiosidad con unos amigos. La puerta para entrar está en la Calle Alpechín, la que ahora está cerrada. Ellos entraron uno detrás de otro en el túnel, era muy estrecho, y solo podían ir en fila india. Cuando ya llevaban un rato andando con las linternas —porque, si no, no se veía nada —, sintieron tanto frío por su cuerpo que les hizo parar. Se preguntaron qué sería, pero no le hicieron mucho caso y siguieron adelante. El túnel se dividió en varios caminos, y no sabían qué camino tomar. Dos de los que iban decidieron dar media vuelta.

Solo quedaron 3, los que, hasta entonces, no tenían miedo. Ya era muy tarde, siguieron los 3 por el mismo camino y sintieron como si alguien les siguiera. Pensaron que era uno de los que antes se habían vuelto. Empezaron a llamarlo, pero no había nadie. Se pusieron nerviosos y escucharon unas voces que venían del fondo, las de una mujer que gritaba de dolor.

Creyendo que eran sus otros amigos gastándoles una broma, siguieron adelante y, al llegar al sitio donde escucharon las voces, volvieron a sentir ese frió que sintieron anteriormente y la voz de dolor ahora detrás de ellos. El sitio ya no era tan estrecho, y se dieron cuenta de que no eran sus amigos, porque no había salida, y la voz ahora estaba detrás.

Entonces, salieron a correr aterrorizados y gritando de miedo. Estos gritos retumbaban en todos los túneles y les hacía asustarse más. Uno de ellos tropezó quedándose atrás. Al levantar la vista y mirar hacia atrás, vio una extraña figura al fondo acercándose rápidamente, vestido con un hábito. Se levantó y siguió corriendo hasta el fondo del pasillo llegando así al sitio donde se dividían los túneles.

No sabía qué camino coger, porque estaba muy nervioso y no se acordaba por dónde vino. Aún podía escuchar las voces de sus amigos, pero no sabía de dónde provenían. Así que, tomó el camino equivocado. Cuando llevaba rato corriendo, se dio cuenta de que ese no era el camino, pero siguió corriendo, porque no quería mirar hacia atrás.

Las voces de sus amigos ya no se escuchaban, solo su llanto y sus gritos. Mientras sus otros 2 amigos ya habían salido por el mismo sitio donde habían entrado. Estaban aterrorizados, porque no sabían dónde estaba su amigo, pero, aun así, no volvieron a entrar, sino que se quedaron esperándolo.

Él que estaba dentro siguió adelante por el pasillo hasta encontrar una pequeña puerta que se encontraba al fondo del pasillo. Empezó a dar golpes y, de repente, sintió un escalofrío que, según él, le levantó lo pelos de la nuca. Se armó de valor y, con un golpe seco, abrió la puerta. Salió a un extraño salón lleno de cuadros e imágenes de santos, la Iglesia de la Merced.

En ese momento, no sabia dónde estaba y corrió por entre los bancos hasta la puerta que, suponía el, era la de salida. Tenía tanto miedo que no quería mira hacia atrás, y su corazón estaba a punto de estallar. Al final, abrió la puerta, porque se podía abrir desde dentro fácilmente, y salió al exterior. Siguió corriendo, aterrorizado y se dio cuenta de dónde estaba. Al mirar hacia atrás, vio la puerta de la iglesia entreabierta y, en el piso de arriba, vio cómo se encendían una por una, todas las luces y pasando entre ellas una extraña silueta con forma de persona.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar