FANDOM


Overtoun bridge más conocido como El puente de los perros suicidas es un puente ubicado en el condado de Dumbarton, Escocia, que ha llamado la atención de científicos, charlatanes y parapsicólogos debido a que en este puente muchos caninos se suicidan. Desde los años 60, una numerosa cantidad de canes han sido seducidos por una inexplicable voluntad hacia el suicidio en este puente. Lo más extraño de este fenómeno es que se lanzan siempre en el mismo punto.

El mito literalEditar

Overtoun bridge lower res

1960, Transilvania, existe un puente en Transilvania que cruza un lago. Un día como cualquier otro un hombre decidió suicidarse tirándose al lago desde ese puente. Por razones desconocidas, al menos por mí, el hombre llevó a su perro: un suicido doble.

Un año después de lo pasado, una jovencita llevó a su perrito a pasear por ahí.

La niña ya había cruzado el puente pero el perro se quedó mirando justo en esa misma parte en la que el hombre se suicidó junto a su perro... 10 segundos luego de observar, el perro se lanzó al agua. Se suicidó. ¿Por qué? No lo sé. Estos son hechos verdaderos e inexplicables.

Cada perro que pasa por ese puente se suicidará. Y el perro que no logra hacerlo (ya sea porque sus dueños lo impidan) volverá apenas pueda.

Experimentaron llevando un perro y regresándolo. Y luego encerrándolo para que no huya, estos fueron los síntomas:

El perro no comía. Se quedaba quieto. No respondía a órdenes humanas. No interactuaba con otros perros. Un día decidieron soltarlo. Lo que pasó fue que corrió desesperado hacia ese puente... Y ya saben lo demás.

Leyenda (El origen oficial)Editar

Puente
La peor de todas las desgracias del puente no tiene protagonistas caninos sino humanos. Y es que en 1994 el soldado Kevin Moy de 32 años fue al puente con su pequeño bebé.

Se dice que Kevin andaba metido en tema de drogas y se sabe que siempre insistió en que el puente estaba embrujado. Sea o no cierto, Kevin decía ser el Anticristo, creía que su pequeño bebé de dos semanas era Satanás, y que él y su hijo eran culpables de la Guerra del Golfo, así que tenía que acabar con el mal que ambos representaban y por eso lanzó a su bebé del puente e intentó después suicidarse, sobreviviendo y siendo internado en un hospital psiquiátrico.

Por su parte, Donna Cooper cuenta que, en 1995, iba por el puente con su esposo, su hijo, y su perro Ben; aunque, cuando no faltaba mucho para llegar al final del puente, Ben se puso tenso, corrió frenético hasta el punto en que los perros se suicidan, y saltó como si una fuerza misteriosa lo llamara a la muerte, sobreviviendo a la caída pero con heridas tan graves (se rompió la mandíbula y una pata) que, a causa de su agonía, tuvieron que sacrificarlo.

Al igual que Ben, Hendrix, un Golden Retriever (una de las razas más inteligente de perros), caminaba con su amo, Kenneth Meikle, cuando de pronto se volvió loco, salió corriendo de manera extraña y precipitada, y se lanzó al abismo en el mismo punto que todos, sobreviviendo gracias a una cama de musgo.

Así como las anteriores hay muchísimas otras historias, pero lo más sorprendente es que, en muchos casos, los perros sobrevivieron y, pese a eso, volvieron a saltar en el mismo punto cuando sus amos los trajeron nuevamente al puente maldito.

Los perros y el más alláEditar

Puente perros suicidas 01

El puente fue construido en 1895 por pedido del calvinista Lord Overtoun, junto a la llamada Overtoun House, aunque hasta 1950 los suicidios de perros no se empezaron a conocer. Curiosamente, la Overtoun House había servido como casa de reposo para soldados heridos, pero sólo hasta 1947, ya que en ese año se transformó en hospital de maternidad, siendo destruida parcialmente por un incendio en 1948, en el cual no hubo muertes. Después de aquello, el lugar continuó funcionando como hospital de maternidad hasta el 1 de septiembre de 1970, fecha tras la cual, se mantuvo esencialmente como un centro de grupos religiosos.

Lo importante entonces es lo siguiente: ¿acaso las energías de los soldados heridos y de lo ocurrido durante el incendio se quedaron impregnadas en el lugar? Probablemente muchos de esos soldados no deseaban vivir (investigaciones han mostrado que los veteranos de guerra son más propensos al suicidio que otras personas), y evidentemente todos ellos atravesaban un periodo penoso y cargado de tormentos físicos y morales; además, y pese a que no hubo muertos en el incendio de 1948, hubo angustia y terror, y todo eso quedó impregnado en las energías espirituales del lugar. Y es que los perros tienen muy desarrollado el sexto sentido, y pueden ver fantasmas y percibir energías sutiles, de modo que no es extraño pensar que hayan sentido las impregnaciones energéticas de los soldados heridos y de quienes estuvieron en el incendio, además de las presencias de los fantasmas que, según cuentan quienes viven por la zona, habitan en la Overtoun House.

Por otro lado, en la mitología celta el área de Overtoun es un “thin place”, esto es, un lugar en que se vuelven mucho más delgadas las fronteras entre el más allá y el mundo en que vivimos. Sin embargo, todo esto no explica del todo por qué saltan del puente y, más aún, por qué saltan siempre en el mismo lugar.

Para responder a la pregunta interior, no queda más que ver las investigaciones de la Sociedad Escocesa para la Investigación Psíquica (SSPR), publicadas en el diario inglés Herald Scotland, y omitidas por prácticamente todas las demás fuentes, tan adeptas del escepticismo que incluso, cuando mencionaron testimonios de psíquicos, sólo presentaron el de una psíquica (Mary Armour) que dijo no sentir nada, mientras que, como contraparte, son muchos los psíquicos que dijeron percibir escalofriantes realidades. Así Catriona Malan, la líder del grupo de diez psíquicos de la SSPR, dijo que “había niños, y varios mencionaron a una mujer victoriana en un chal gris, en el otro extremo del puente”, y que “tres personas se sintieron ansiosas, deprimidas o desorientadas, y cuatro experimentaron sentimientos negativos”. Pero aún más espeluznante fue el testimonio del psíquico John de Glasgow, quien contó lo siguiente:

“Sentí que un montón de niños me agarraban las piernas mientras caminaba a través del puente, y me sentí atraído hacia el lado derecho; me sentí muy mal e incómodo en ciertas partes, y a veces era como si me estuviese hundiendo a través del puente”.

Corroborando lo anterior, el psíquico Mishka afirmó sentirse horrible en el extremo del puente más cercano al punto en que los perros se suicidaban, mismo extremo en que estaba la mujer de chal gris mencionada por Catriona Malan. También, Mishka contó haber sentido niños a su alrededor, y por si no bastase, una psíquica del equipo, que prefirió mantener su identidad en el anonimato, contó haber percibido un ministro ente y un obrero que había muerto al caer del puente, y que quizá (en este punto no estaba muy segura) ahora llamaba a los perros desde abajo del lado derecho del puente, cerca del extremo en que apareció la mujer del chal gris...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar