FANDOM


 -¡Ágatha... Despierta hija, despierta! - 
Ágatha se levantó agitada por los gritos de su madre, y le preguntó qué pasaba. Al mismo tiempo se escuchaban gritos y disparos. Estefanía, la madre de Ágatha le explicó a su hija que debían marcharse ahora mismo de aquel lugar donde se encontraban, los zombies habían llegado a lugar donde se escondían.

Era el mes de julio del 2013, el mundo había cambiado, hace más de 7 meses cuando había comenzado todo. Un virus que había comenzado en México se había extendido rápidamente por todo el mundo. Este virus afectaba de tal manera, que en cuestión de horas la persona infectada moría y en unos minutos revivía de forma más agresiva y hambrienta, atacando a todo ser vivo. Nada pudo hacer el gobierno mexicano para evitar su propagación y después de haberse extendido fuera de sus territorios, ni siquiera la nación más poderosa del mundo, es decir, los Estados Unidos pudo hacer algo. 

Millones de personas habían muerto durante esos 7 meses, apenas quedaban algunos sobrevivientes que se escondían en refugios, y los más valientes formaban grupos de resistencia con la esperanza de acabar con los millones de zombies que habitaban en el planeta, lo peor era que los no muertos no morían a pesar de pasar semanas o meses sin comer.

Ágatha salió del refugio donde se encontraba junto a su madre y 3 personas más: David, un joven de 20 años, antes de los hechos de diciembre de 2012 estudiaba administración de empresas; Rodolfo, era un hombre maduro, tenia 46 años, militar, así que él era quien guiaba y protegía en sus posibilidades al grupo y también estaba Maite, una chica de 26 años, era la mejor amiga de Ágatha, estudiaban juntas en la ULA, en Mérida, Venezuela. “Mai” había perdido a su familia cuando comenzó todo este desastre. 

El grupo salió por la parte de atrás del lugar donde se encontraban y subieron al carro y con algo de fortuna lograron abrirse paso entre tantos muertos vivientes. Con David al volante y Rodolfo disparando contra todo zombie que se acercara al carro solo quedaba la gran incógnita que todos tenían a dónde dirigirse, sobre todo si todos llegarían a salvo a su próximo destino, la última vez que tuvieron que salir de un refugio murieron 2 integrantes del grupo. Estas 5 personas tenían más de un mes juntos, compartiendo sus temores y angustias. Después de encontrarse en un lugar tranquilo y sin zombies a la vista, David paró el carro y pregunto al grupo:

- David: ¿A dónde vamos a ir ahora?
- Rodolfo: Yo creo que deberíamos salir de esta maldita ciudad e ir a Caracas, allí seguro que está mejor la situación.
- Estefanía: ¿En qué te basas para decir eso?, son puras conjeturas.
- Rodolfo: No son conjeturas, ¿recuerdan hace un mes que oímos aquella emisora que decía que en Caracas se había formado un gran grupo de resistencia y que tenían como objetivo eliminar a esos malditos zombies como sea? 
- David: Si, es cierto, yo también escuché que en la emisora decían eso y que dentro del grupo habían muchos militares y tenían bastantes armas y municiones. 
- Maite: Para que arriesgarnos yendo a Caracas, está lejos, no sabemos los peligros que encontraremos en el camino, yo creo que mejor buscamos un lugar donde escondernos, hasta ahora ha funcionado, ¡estamos vivos, eso es lo importante!
- Rodolfo: Puede que tengas razón, y sin duda en el camino encontraremos muchos peligros. Pero prefiero eso a seguir escondiéndome de lado en lado, asustado con la idea que en cualquier momento los zombies nos atacarán y nos matarán. La verdad es que prefiero morir luchando que huyendo y escondiéndome. 
- David: Es cierto, ya estoy cansado de esconderme. Yo apoyo a Moncayo, (apellido de Rodolfo) vayamos a Caracas.
- Estefanía: Pues ustedes querrán ir a Caracas, pero ni Maite, ni yo estamos de acuerdo, y mi hija seguro que también nos apoya, ¿cierto hija? 

En ese momento Ágatha guardó silencio. A lo que Rodolfo opinó: pues bien, ya que somos 2 quienes apoyamos la idea de ir a Caracas y 2 las que están en contra, que sea Ágatha quien decida qué hacemos. Así que hija, dinos qué prefieres… ¿seguir corriendo asustados de un lugar a otro; o por el contrario, tener la posibilidad de luchar, de hacer algo para acabar con estos apestosos muertos?

Ágatha compartía la opinión de su madre y de Maite. No quería ir a Caracas, hasta ahora habían sobrevivido, estaban bien, pero algo en su corazón le decía que viajar a Caracas traería algo positivo, y que debían ir a esa ciudad. Así que sin más Ágatha apoyó a Rodolfo y a David. 

Así pues los 5 comenzaban su viaje hacia Caracas con la esperanza de encontrar más personas como ellos: “Sobrevivientes a la Muerte”; con la esperanza de encontrar algo que pudiera mejorar el presente y cambiar el futuro…

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar