FANDOM


Un capítulo del El Holder de la Liberación

Buscando…
Archivo encontrado.
Fecha: Ene-13-08
Autor: J. Quincy

Todos tienen algo que es importante para ellos. Una reliquia, una baratija, incluso algo que vieron en una tienda un día y sentían que debían comprar. Ese objeto pasa a ser parte de su identidad, parte de lo que los define. Algunos objetos son diferentes.

Hay algunas personas quienes protegen un objeto un poco más cerca, quienes rehuyen el contacto social en preferencia de su preciado objeto. Esas personas podrían viajar mucho, pero nunca sabes a donde van. Van de ciudad en ciudad, visitando los lugares más extraños: instituciones mentales, hospitales, clínicas de rehabilitación. Podrías verlos llevando instrucciones, pero nunca te permitirán verlas. Ellos van a esos lugares y preguntan por alguien. Podrían salir mucho más tarde, con algo en sus manos.

Si alguna vez conoces a una persona así, podría ser muy tarde para ti. Esa persona es un Buscador. Bienvenido seas a nuestro mundo, y abandona toda esperanza.

¿Existe esa mujer?


No importa a cuanta gente le pregunte, nadie la conoce. Durante dos meses, recorrí todo Manhattan, pero como un fantasma, como si ella hubiera ido una visión pasajera, nunca la encontré.

Fui primero a los hospitales, con la esperanza de que ella haya ido ahí si tuvo un problema. La describí cuidadosamente, pero ellos decían que si hubieran visto a una persona como ella la hubieran reconocido. Fui también a las estaciones de policía, pero se repetía la misma historia.

Por ahora, esto me está volviendo loco. Ella se quedó mucho tiempo, como si hubiera llegado de la nada para desaparecer otra vez. Alguien debía saber algo.

Aunque me siento frustrado, estoy entusiasmado al mismo tiempo. He estado mucho tiempo cansado de mi vida aquí, y ahora me siento como un detective. La mujer blanca apareció como la cosa más extraña que alguna vez haya visto, y la búsqueda por respuestas estaba dándome más energía de la que podía manejar.

Pero a pesar de salir en su búsqueda en cualquier tiempo libre que tenga en mi mal trabajo, llegaba a mi casa con las manos vacías cada noche. Afortunadamente, nunca he sido la clase de persona que se da por vencido. Desde que no pude hallarla en las calles, he usado el Internet.

Terminé desperdiciando un día entero buscando en sitios, usando una combinación de términos para describirla. Muchos de los enlaces eran pérdida de tiempo, así que traté añadiendo el lugar. Ahora sólo hay pocos enlaces, y uno de los sitos es extremadamente extraño. Parece no disponible, así que presioné el botón de actualizar, frustrado. Para mi sorpresa, un foro apareció, y comencé mi investigación.

Para ser algo escondido, sigue teniendo un modesto tráfico. Lo más espeluznante es que parece que todos hablan en código. Examiné el foro todo el día para ver si era capaz de recrear sobre lo que estaban hablando. Mucha de la discusión giraba en torno a un conjunto de “Objetos”. Miré rápidamente a través de los temas, hasta que encontré lo que buscaba. Quedando sin aliento anticipadamente, leí algo de un miembro llamado “Kochz” hablando sobre una mujer de pelo blanco, piel pálida, vestimenta blanca y ojos negros.

Kochz — 10/14/08 (Mar)

¿Alguien ha visto a la Nieve Blanca? ¿Dónde fue el último lugar donde la vieron?


Varios miembros discutían donde ella podría estar, y muchos pensaban que estaba por Nueva York. Me reí muy fuerte, difícilmente podía contener mi entusiasmo, y respondí tan rápido como pude.

CrieHanam — 10/14/08 (Mar)

¡No estoy seguro de dónde estará ahora, pero la he visto!


Les conté que apareció en Manhattan. Tal vez pueda saber quién es si nos ayudamos a encontrarla.

¿Quién era ella? ¿A dónde se fue?


El foro es peculiar, sin duda. No estoy seguro de a qué Objetos se referirán, y lo que tiene que ver con la mujer que he visto fuera de mi departamento, pero necesito cualquier respuesta que pueda conseguir.

No pasó mucho tiempo hasta que recibí un mensaje de uno de los miembros. Para mi sorpresa, todo lo que contenía era un número telefónico. Lo reconocí como número local, y vacilé al descolgar mi teléfono. No hay manera de que pueda ser peligroso, ¿cierto? Es sólo una llamada telefónica. Así que marqué el número.

“Oye”

dijo la voz.

“Así que, la Nieve Blanca. La has visto en Manhattan, ¿Dónde?”


Di una pausa antes de responder. Su voz es plana y grave, y ya me parece extraña.

¿Cuánto puedo decirle con seguridad?


“Ella estuvo fuera de mi departamento”.


Quizás es sólo debido a la singularidad de la situación, pero mi voz se endurece como el hielo. Yo traté de relajarme.

“Hace dos meses”.


“¿Hace dos meses? Es lo más reciente hasta ahora. Nos gustaría saber más acerca de dónde está ahora, pero tal vez es mejor si no ha aparecido, ¿verdad?”


Parecía que bromeara, pero me ha confundido. ¿Es mejor el que no la encuentren?

“¿Cuantos tienes de todos modos?”


Preguntó más tranquilo. Su voz ha cambiado; se volvió más calmada y profunda. Me hizo sentir un escalofrío recorrer mi espalda.

“Lo siento. ¿Cuántos qué?”


“Objetos. ¿Cuántos?”


“¿Objetos?”


Di una pausa.

“¡Oh! No, No sé de qué hablas. Sólo hallé este sitio preguntando por ella. No sé nada con respecto a esos Objetos”.


Por varios segundos, no escuché nada. Justo cuando estoy a punto de preguntarle si todavía está allí, sin embargo, él me habla en un silbido agudo.

“¿No tienes Objetos? ¿Quieres decir que no … sabes acerca de eso?”


“No realmente”.


“¿Por qué ella habría de seguir a alguien que no es un Buscador?”


“¿Siguiéndome? Ella no me ha estado siguiendo.” Respondí. “¡Pensé que todos la estaban buscando!”


“No queremos saber dónde está, porque queramos dar con ella. Queremos saberlo para que podamos evitarla”.


¿Por qué querría ir a tales extremos para evitar a una mujer? “Mira, no sé de lo que estás hablando. Yo sólo quería encontrar a esta chica. ¿Sabes dónde está?”


“¿Tú… quieres saber?”


Replico con incredulidad.

“Nosotros los Buscadores queremos que desaparezca”.


“¿Pero vas a ayudarme o no?”


Hay una pausa más larga, y lo que dice a continuación es apenas audible:

“Si todavía quiere saber acerca de ella, vas a tener que ensuciarte las manos. Esta charla acerca de los Objetos no es sólo fantasía. Es real. Hay objetos por ahí que son muy especiales, y retuercen a aquellos que los buscan. Se les llaman Buscadores, y son las personas que la Nieve Blanca busca. ¿Está usted seguro de que quieres a buscarla?”


Por primera vez, mi emoción de búsqueda no se pudo encontrar. En su lugar, lo que este hombre me ha dicho me da un leve temor. Es sólo después de que haya terminado de hablar cuando me doy cuenta que he estado aguantando la respiración.

Luego de una corta pausa, le dije:

“Sí”.


“Entonces llámame cuando estés un poco más educado”.


Colgó el teléfono. Mis puños se apretaron un poco por la frustración. Este hombre hablaba muy seriamente acerca de esos “Objetos especiales”. Todo esto es raro, pero si quiero encontrar a esa blanca mujer, necesitaré escarbar más en el asunto.

Caí sobre la silla, una vez más, inclinándome para mirar la calle por donde apareció aquella blanca mujer. La nieve me provoca, recordándome al fantasma que vi ese día.


Sigue en Buscando la Nieve Blanca

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar