FANDOM


Los rumores de la HB Kay, también conocida como The False Shadow, han ocultado más allá del silencio de los testigos, pero después de una investigación profunda y personal, hubo un montón de información descubierta. La historia de la HB Kay se ha mantenido discreta durante mucho tiempo, pero debido a los datos recogidos, se han aclarado las dudas. El nombre de este fenómeno solía ser Kaylee Anderson. Era una joven de 19 años de edad y, tal como la describen las pocas personas que la conocieron antes de que ocurriera el incidente, ella parecía ser una mujer “totalmente normal". Los hechos inexplicables sucedían en un determinado parque, el cual los residentes visitaban por la mañana y por la noche. La entrada al establecimiento ha sido estrictamente prohibida.

Después de haberse escuchado un montón de historias sobre aquel sucedido, se encontró a un residente cercano que describió los hechos con precisión, y además, escribió una redacción exacta del incidente.

"Kaylee siempre había sido una mujer inocente, pareciendo alguien muy dulce y cariñosa; nosotros éramos muy buenos amigos. Mi nombre es Brandon Davidson, trabajaba con Kaylee en el refugio de animales local e, indicando el comportamiento habitual que solía mostrar, el hecho que me enteró de toda esta confusión de verdad me aturde. Pero creo que, desde que comprendí su desesperación, estoy totalmente seguro de poder entender esta situación inexplicable, a pesar de que es algo que va más allá de mí imaginación.

Bueno, había un chico joven, Nigel, me acuerdo de haberlo visto un par de veces y, aunque para Kaylee parecía un hombre prometedor, nunca confié en él. Por alguna razón, sentía que no era tan de fiar como parecía ser, hasta le advertí a Kaylee al respecto, pero no quiso escucharme. Ella estaba perdidamente enamorada de ese chico. Para ser sincero, el hecho de que estaba tan profundamente enamorado de él hizo que me sintiese un poco celoso, solo un poco, créanme. Siempre he pensado que Kaylee era una chica muy hermosa, con el pelo castaño claro y sus brillantes ojos verdes... Oh, esos ojo ... Nunca olvidaré la forma en la que brillaban como la felicidad y el gozo del hermoso y generoso corazón de ella . Aunque aún así, yo nunca podría decir que estaba enamorado de ella. Sin embargo, este no es el punto, ahora sí viene lo importante.

Como ya he dicho, este hombre Nigel, trabajaba como cartero local y estaba familiarizado con casi todo el mundo en la ciudad. Fue sobre todo reconocido como un " mujeriego ", debido a su actitud frente a grandes cantidades de mujeres, lo que al principio yo consideraba razonable. Recuerdo su figura muy claramente, Nigel era un hombre alto, guapo, muy robusto, de pelo negro y ojos color azul pálido. Algunos meses después, Kaylee, por supuesto, trató de coquetearle, algo en lo que ella no era realmente buena porque era muy tímida, y por suerte para ella, ambos terminaron saliendo. Sí, citas. No era una relación muy seria para cualquiera de ellos, pero se gustaban mucho mutuamente. Y a pesar de que me sentía muy contento por Kaylee porque finalmente había conseguido al hombre que quería desde hace mucho tiempo, todavía no podía confiar en Nigel, más bien parecía ocultar algo, algo de lo que Kaylee no era consciente...

Ella conocía a Nigel muy bien, sus aficiones, lo que le gustaba, lo que no le gustaba, su estilo de vida. Y yo ni siquiera escuché rumores de que ya mostraba su afecto en términos más físicos, si entiendes lo que digo. Ella me dijo que le gustaba la poesía, incluso escribió algunas él mismo espontáneamente. Él solía ir todos los días por la tarde al parque local, pero no por la noche, aunque un día lo hizo. Recuerda esto, porque es muy importante para ciertos acontecimientos después. Aquí es cuando la historia se pone interesante.

Kaylee decidió ir al parque alrededor de las 8 pm, con la esperanza de encontrarse a Nigel, así que se dirigió a tal lugar, con impaciencia para ver a su amado novio, que había hecho que cayese en el agujero del amor, muy duro. Como ella sabía que él andaba con su cuaderno en la mano y una pluma, miró a cada sombra que pasaba para verificar si se veía alguna figura humana sosteniendo algo. Sí, ella estaba tratando de buscarlo por su sombra, en lugar de por sus características. Cada vez que veía una sombra en el camino concreto del parque, ella la seguía a su ritmo, y luego, miraba de cerca la figura, y comprobar si era él o no.

Después de un tiempo de ansiedad buscando, Kaylee comenzó a escuchar algunas risas, unas eran de una mujer, cuales no sonaban tan vieja, como de veinte años de edad y las otras eran varoniles; ella conocía totalmente esa voz varonil. Miró hacia el lado donde las voces provenían y pudo divisar algunas sombras en movimiento sin problemas, caminó en silencio cerca de un árbol para espiar a las dos personas cuyas voces pertenecían. Lo que contempló la dejó completamente paralizada, su corazón dio un vuelco, la punta de sus dedos la hizo girar en una contracción, podía sentir en sus ojos venas palpitando. Tan pronto vio la traición en frente de sus ojos, sus lágrimas corrieron por sus ojos y su boca.

Visualizó a Nigel, pero no estaba solo, estaba con otra mujer, y no, no estaba hablando con él, se besaban. Kaylee, después de mirarlos durante unos largos segundos, se dio cuenta de quién era aquella mujer. Su nombre era Priscilla, Priscilla D. Allucard. Ella vio un par de veces en el establecimiento a través de la calle desde el refugio de animales donde trabajaba una oficina de planificación de fiesta. El nombre de Priscila fue escrito en una gran cantidad de carteles, debido a que su madre era la dueña de la empresa; muy famosa en todo el estado.

Priscilla era una de esas típicas rubias mimadas, con buenos cuerpos y la vida en rosa. Ella era popular, pero la mayoría de sus admiradores en secreto la odiaban, aunque ella permanecía con su reputación alta. Kaylee no podía moverse, lloró en voz alta mientras sus lágrimas, negras por el rimel en sus ojos, inundaban sus mejillas y, después de que se controlase, se las arregló para huir del parque pero, en lugar de dirigirse a su propia casa, ella me visitó. Kaylee corrió rápidamente hacia la puerta de mi casa y la golpeó con frustración.

-¡Abre Brandon! ¡Está lloviendo!-

Ella se quejó en voz alta, yo estaba tomando una ducha, y golpeó la puerta tan fuerte que me vi obligado a salir. Abrí la puerta y me di cuenta de que no estaba lloviendo.

-¿Qué demonios sucede?- Le dije, levanté una ceja y comencé a responder sus quejas, pero algo me llamó la atención al instante. Nunca he experimentado tal espectáculo increíble y aterrador hasta el momento. A pesar de que Kaylee estaba en un profundo trance de dolor, sus ojos mostraron algo más. Como llevaba su capucha, su rostro no podía verse a excepción de un espacio negro y vacío, pero sus ojos... ¡Estaban brillando! Las venas rojas de sus ojos destacaban tanto, que estaban formando una especie de raíces carmesí en ellos. Después de mirarla fijamente durante unos momentos, tiré de su brazo, la llevé adentro de mí hogar, cerré la puerta y bajé su capucha, terminé contemplando un espectáculo aún más terrible. No era algo sobrenatural en lo absoluto, pero para mí, que yo la conozco desde hace mucho tiempo, era muy doloroso verla así. Tenía dos líneas negras corriendo por sus mejillas, su piel estaba más pálida que de costumbre, sus ojos habían perdido el iris que solían tener, el lápiz labial rojo que llevaba estaba casi completamente roto y, por alguna razón, sus dientes parecían un poco más filosos.

-¿Qué... Qué te pasa Kaylee?- Le pregunté, ella apretó los dientes con dureza y sollozó un poco más, luego de respirar hondo, comenzó a contarme toda la historia de los acontecimientos recientes. Yo estaba totalmente sorprendido, y también aliviado de que no me equivoqué cuando pensé que Nigel no era alguien el cual confiar.

-Muy bien Kaylee, sé que esto debe ser muy difícil para usted... Pero escucha, hay que dejar ir las cosas, y siempre con ganas. ¿De acuerdo?- Le dije

Puse mis manos sobre sus hombros y la miré directamente a los ojos, esperando a que ella respondiese. Asintiendo con la cabeza, ella me dijo.

-Yo no soy tonta- Kaylee se puso la capucha de nuevo y apretando los puños dijo.

-Esto no ha terminado Nigel...-

Las venas de sus ojos se seguían extendiendo, ahora parecían formar una especie de anillos de color rojo oscuro alrededor de su pequeña pupila. Ella se negaba a seguir sintiendo dolor, solo prestaba atención a la cicatriz en su corazón y sonrió tan ampliamente como pudo... Literalmente; su sonrisa parecía estar fuera de esta dimensión.
Thanks for 100 watches hb kay wallpaper by kiracreator21-d66372y.png.jpeg

Nigel y Priscila estaban dejando el parque y por el camino se separaron, pero Priscilla no sabía lo cuidadosa que debería haber sido, pues Kaylee se acercaba.

La rubia se detuvo en la gran fuente del centro del parque y usó su mano para beber un poco de agua, pero cuando se dio la vuelta, sintió un miedo mortal.

Ella vislumbró una figura a pocos centímetros de ella, se miraba con unos ojos muy abiertos rodeados de oscuros círculos rojos y una sonrisa más alta que la boca humana promedio, no, era como si alguien hubiera arrancado los labios de la boca. La figura misteriosa derepente agarró a Priscilla por el cuello y hundió su cabeza en la fuente, y aunque ésta luchó para liberarse, no sirvió de nada.

Después de que los pulmones de Priscilla dejaron de resistir, se ahogó. Kaylee no dudó en dejar el cadáver flotando en el agua cristalina de la fuente, se dio la vuelta, y divisó una sombra a la distancia, era Nigel, Kaylee no dudó y corrió tras él.

Nigel se detuvo por un momento al oír algunas ramitas romperse cerca, se extrañó un poco, miró un par de arbustos al lado de él, pero no encontró nada, así que, decidió volver la mirada a la ruta por donde iba, pero al hacerlo, se asustó al ver su sombra de una manera difernte

Se tambaleó hacia atrás repentinamente de miedo cuando vio dos grandes ojos rojos con blanco y sangre, una boca abierta de forma exagerada y dientes puntiagudos.

Nigel jadeó en voz alta y se frotó los ojos bruscamente, pensando que era sólo su imaginación... Pero no fue así. Cuando miró a su sombra una vez más, parecía bastante normal. Levantó el brazo, la sombra también, pisó el suelo, la sombra también.

De repente, oyó una risita traviesa detrás de él, pero Nigel negó con la cabeza para evitar pensamientos dramáticos, aunque estaba seguro de que no eran trucos de la mente. Sintió una fría respiración en el cuello, la cual lo dejó completamente inmóvil. No movió ni un solo músculo para cuando escuchó una voz que le dijo.

-Me rompiste el corazón... Ahora yo romperé el tuyo, Nigel...-

Los escalofríos recorrían la espalda de Nigel cuando oyó aquella voz susurrando en su oído. Era Kaylee por supuesto.

Ella lo agarró por los hombros y le dio la vuelta para enfrentarse a él e inmediatamente le golpeó en la cara. Nigel gruñó del dolor repentino, y luego Kaylee lo pego contra un árbol y lo agarró, ella lo mantuvo así, apretando fuertemente su cuello. Nigel tuvo problemas para liberarse, y lo logró, aunque con dificultad por la gran falta de aire, pero Kaylee no lo dejó escapar.

Ella empezó a patear seguidamente a Nigel con todo su impulso, haciéndolo gemir del dolor. Volvió a agarrarlo por el cuello y le golpeó con tanta fuerza en el pecho que hizo que su corazón se rompiese, dejando de latir.

El cuerpo del chico quedó completamente entumecido, ella lo soltó, limpió la sangre que salía de la boca de Nigel con su pulgar, y luego la frotó contra su labio inferior, reemplazando el color rojo de su lápiz labial que se quebró. Kaylee se rió entre dientes y, de acuerdo con lo que dijo un testigo, su figura desapareció en las sombras del césped del parque."

Brandon continua con su vida como si nunca hubiera conocido Kaylee, como si nunca hubieran sido amigos, También se niega a dar más comentarios sobre esto y, a pesar de que siente un espacio vacío en su vida, la sigue viviendo como periodista.


                                   Testigos

Testigo/Maddison Douglas & Baldric Simpson/Fecha: 07/08/11

Testimonio: Acababa de tomar una ducha y miré el reloj, eran alrededor de las 08:30. Mi novio estaba abajo, terminando el papeleo para su trabajo al día siguiente, aproveché el silencio que había, y decidí leer mi libro Clockwork Angel.

De repente, oí gritar a Baldric, parecía asustado o algo así. Bajé las escaleras rápidamente y fui a la cocina, Baldric estaba apoyado contra una pared, como si algo lo empujara contra ella, él estaba mirando a su sombra en el suelo con una expresión de asombro en su rostro.

-¿Qué sucede?- Le pregunté bastante tranquila ya que no había nada.

-Mi sombra en el suelo ¡mira!- Señaló al suelo muy nervioso, miré, y vi que su sombra era completamente normal. Empezó a decirme de una forma nerviosa.

-Mi… ¡Mi cara en la sombra! ¡Tenía ojos y una boca grande!-. Levanté una ceja y puse mis manos en mis caderas con incredulidad, pero luego lo vi. Su sombra en el suelo se movía de una manera diferente a las acciones de Baldric. Finalmente, pude ver las características que mencionó, era un espectáculo terrible.

-¿Ves? ¡Ahí está!- Me dijo.

-¿Qué diablos es eso?- Le dije.

Es la cosa más espeluznante que he visto nunca.

Testigo/Casimiro Heckscher/Fecha: Desconocido

Testimonio:
Images 2.jpg
Eran como las 6 de la mañana, el sol estaba saliendo, y yo estaba paseando en mi bicicleta con mi amigo Eliot como siempre, me dijo que tenía una audición para algunos comerciales. Me senté en un banco para beber un poco de agua, y luego me puse de pie para estirar.

-Me gusta…-

Había escuchado una voz y miré a un lado, había un árbol, y en él veía a mi sombra. Tenía como una cara, me di la vuelta para mirar al sol, y luego volví a mirar a mi sombra.

-A mí me gusta- Dijo mi sombra e inmediatamente agarró el teléfono y tomó una foto, primo ¡era tan jodidamente espeluznante!.

Testigo/Anónimo/Fecha:Reservado

Testimonio: Creo que tengo que hablar de esto, nunca he creído en cosas espeluznantes, pero parece que soy uno de los pocos que ha visto a esta "cosa" extraña y sobrevivió...

Yo estaba comiendo un pequeño refrigero al borde de la fuente en el parque, era por la tarde, la noche se acercaba, y la brisa soplaba un poco. Me levanté para irme del parque después de comer mi sándwich, pero empecé a sentir una extraña sensación, como si alguien me siguiese. Escuché unos leves susurros por unos arbustos al lado del pavimento, inspeccioné, pero no encontré nada,

Aún sentía que no paraban de seguirme, pero cada vez que me detenía para revisar, la sensación se iba, como si sincronizara sus pasos con los míos. Para asegurarme de que no estaba imaginando, empecé a correr, con el rostro hacia un lado mientras yo miraba a la sombra. Repentinamente, aunque era de esperarse, como no estaba prestando atención al camino, me choqué con un farol.

Gemí un poco y sostuve mi cabeza con una mueca de dolor cuando me puse de pie, pero cuando miré a mi sombra en el concreto del camino, estaba allí, de pie, con sus manos en sus caderas, mirándome mientras me ayudaba a levantarme. Lo más espeluznante de ello, era que ahora tenía una especie extraña de... cara. Me quedé sin palabras, pero por alguna razón no sentía ganas de dar marcha atrás. Decidí capturar el momento con la cámara en lugar de huir. La luz del farol hizo la sombra más clara, y cuando me apunté con la cámara, la sombra posó justo... Al lado mío.

Traté de caminar a un ritmo bastante rápido, pero no funcionó, llamaría la atención de cualquiera. Vislumbré al suelo para ver si mi sombra había vuelto a la normalidad, pero fue peor, mi sombra no estaba allí. Di un grito ahogado, me di la vuelta tratando de encontrarla, pero había desaparecido. Cuando miré de nuevo por delante, me quedé en un shock puro.

Había una mujer delgada, llevaba pantalones cortos de mezclilla negra, con botas altas de tacón negro y una chaqueta violeta llamativa con una capucha. En el pecho de su chaqueta estaba escrito, con lo que parecía ser sangre, las siglas " HB “. Bajo la capucha, su cara estaba completamente oculta, pero pude ver sus ojos… Cristales blancos con círculos rojos, rojo sangre y su sonrisa era simplemente inhumana. Finalmente me di cuenta de que la cara, era el mismo rostro que apareció en mi sombra; nunca había visto algo tan increíble en mi vida hasta ese momento.

-Usted ha roto un corazón... ahora pagará por ello...-

Su voz pícara y fría hiso que me diesen escalofríos por mi espalda, lo que realmente me dejó la piel de gallina. Me estremecí mientras miraba fijamente su cara. Un hombre normalmente se centraría en las curvas que el cuerpo de una mujer ofrecía, pero teniendo en cuenta las características sobrenaturales de su rostro, no podía mover mis ojos de ella.

Tiró de mi cuello y me apoyó fuertemente sobre un farol, que estoy bastante seguro de que dejó un moretón en la parte posterior de mi cabeza. Trató de golpearme con la rodilla en mi entrepierna, pero inmediatamente deslicé mi cadera hacia un lado, por lo que su rodilla quedó atascada en aquél farol dejando un hueco en él. No esperaba que fuera tan fuerte.

Mientras ella trataba de soltar su rodilla del acero, comencé a correr lo más rápido que pude. Cuando había llegado a la fuente del parque, decidí tomar un pequeño descanso. Tan pronto como oí los pasos de la mujer desde la distancia acercándose, mis ojos se abrieron inmensamente.

Arremetió hacia mí violentamente, tratando de hacerme frente, pero me las arreglé para agarrarle y girar alrededor de ella, lanzándola a la fuente. Fue entonces cuando me entró el pánico y corrí más rápido que antes, dejando el parque a la desesperada. Creo que nunca he sentido tanto miedo en toda mi vida hasta ese momento.

Testigo/Foster Hamilton Schmidt/Fecha: 28/2/12

Este testigo fue llevado a un hospital mental poco después del encuentro que vivió, afirmó sufrir eventos inexplicables y se le terminó diagnosticando esquizofrenia.

Testigo/Benjamin Zagwin, Johnathan Berkovich y Thorley Matthews/Fecha:Reservado

Testimonio: Soy Benjamin, voy a ser el que cuente la historia de nosotros tres, Johnathan está recibiendo terapia después de lo que pasó, y Thorley se niega a hablar de lo sucedido a toda costa , pero puedo describir todo para usted si desea saberlo.

Johnathan, Thorley y yo, regresábamos de una despedida de soltero de un buen amigo nuestro, y he de comentar que Thorley estaba muy borracho. John y yo le sosteníamos por los hombros para que no se cayese, no podíamos ir en coche con él tan borracho, y Johnathan estaba pasado un poco de alcohol pero pudimos hablar y caminar correctamente. Por lo tanto, tuvimos que llevar a Thorley a casa caminando.

Podríamos haber rodeado toda la manzana, pero decidimos cortar por el parque. Era muy oscuro, pero los faroles nos dieron la luz suficiente para pasar, aunque yo tenía mis inseguridades al respecto, ya que he estado escuchando rumores acerca de “ella”.

Fuimos cuidadosamente a través de los caminos de pavimento, escuchando todos los sin sentido que Thorley exclamaba en su trance alcohólico.

-Ya sabes, todos ustedes muy buenos amigos… ¡Porque yo haber muerto de camino a casa!- Gritó, justo en nuestros oídos. A ambos nos sonrió y asintió con la cabeza, además que no paraba de reír.

-Sí Thor, gracias, gracias. No hay problema...- Le dijo Johnathan palmeándole el hombro en un tono más bien bajo.

-Chicos, ¡mirar a eso! ¡Qué mujer más caliente!- Dijo Thorley mientras trataba de caminar más rápido hacia una mujer que probablemente se imaginaba, pero se lo impedí.

-Vamos Thor, no hay nadie aquí-­ Le decía, pero él no quería apartar la mirada del lugar donde se fue la hembra imaginaria que vio.

-No muchachos, miren, hay una chica ahí, ¡ahí!- Levantó el brazo para señalar la dirección en la que estaba, por supuesto, no podía dejar de moverlo en círculos por la borrachera, así que, le agarré el brazo y lo puse en mi hombro otra vez.

-Thorley, en serio, no hay nadie aquí aparte de nosotros...- Le insistí.

-No, Ben, es verdad... Mira...- Decía Johnathan, mirando en el mismo lugar con una cara sorprendido, y habló con una voz temblorosa, que mostró claramente pánico. Fruncí el ceño, obviamente. Y entonces lo vi.180px-Master Plan.jpg

Había una figura de pie allí, con la mitad de su cuerpo escondido detrás de un árbol al lado de la pista de hormigón a una distancia bastante lejos de nosotros. Se trataba claramente de una mujer, me di cuenta debido a su voluptuosidad. Vestía pantalones negros y botas negras muy altas, con una capucha violeta clara, que al parecer tenía algo escrito en el pecho, dos letras, pero no podía saber cuáles eran desde lejos. Yo no podía ver claramente su cara debido a la distancia, y llevaba la capucha para cubrirlo, aparentemente. Ella simplemente se quedó ahí... Mirándonos, sin mover un solo músculo .

-Me… Me escucha? Se… señorita? ¿Hay algo malo?-

Johnathan decidió acercarse a ella con cuidado, pude notar que estaba demasiado nervioso. Algo nos mantuvo inquietos, a pesar de que no parecía miedo o algo similar, simplemente me quede con la piel de gallina.

Ayudé a Thorley a sentarse en un banco, que tenía una gran fuente elegante al frente, y estaba rodeada de todos los bancos y arbustos.

-Siéntate aquí Thor, y por favor, no te muevas-­ Hablé con firmeza mirándolo a los ojos y tratando de impedir que girara la cabeza hacia los lados sujetando sus hombros. Entonces procedí a acompañar a Johnathan para intentar hablar con la señora.

Mientras me acercaba a Johnathan, eché un vistazo a Thorley un par de veces para asegurarse de que no se moviese. Y en una de esas oportunidades, miré a Johnathan, y en lugar de estar acercándose a la mujer, estaba siendo lanzado contra mí. Su espalda se estrelló conmigo y los dos caímos con fuerza en el concreto.

Nos pusimos de pie con un gruñido y le pregunté. -¿Qué diablos fue eso hombre?-

Él gimió y entrecerró los ojos en señal de desaprobación. -Esa maldita mujer me agarró y me tiró-

-¡Woo sí! ¡Así es como se hace!- Decía Thorley, aparentemente animando a la dama para dañarnos.

-¡Fue ella Thorley!- Johnathan le gritó apuntando a la dirección en la que ella estaba con su brazo.

Cuando giramos la cara vuelta para mirarla, ella estaba de pie justo en frente de nosotros, e inmediatamente nos quedamos en shock. Tan pronto como pusimos nuestra mirada en su rostro, nos paralizamos del horror puro. Sus rasgos eran inexplicables. Ojos blancos grandes con anillos de color rojo sangre alrededor de una pequeña pupila negra, una muy amplia sonrisa mostrando unos dientes afilados, y un lápiz labial rojo brillante en el labio inferior.

Johnathan jadeó y se estremeció bruscamente, pero ella no se movió de su lugar.

-¡Rápido, toma una foto antes de que ella nos vea!- Thorley escupió otro sin sentido, pero entonces empezó a tener sentido para nosotros. Después de todo, ella se quedó allí circunspecta, mirando al frente sin ningún movimiento.

-Hazlo... Toma una fotografía John...- Le murmuré a él mientras me inclinaba hacia su oreja, asintió con la cabeza un poco temblorosa y poco a poco se metió la mano en el bolsillo de atrás y sacó su cámara digital. Luego, por supuesto, quitó el efecto del flash, y cuidadosamente tomó una instantánea de su figura. Él mantuvo su mirada fija en ella mientras extendía su brazo de la cámara para comprobar la imagen, entonces me dirigí rápidamente donde Thorley, que por suerte, todavía estaba sentado en el banco, y dejé la cámara a su lado en el asiento de madera.

Para el momento en que me di la vuelta, vi a la mujer, estaba agarrando la parte de atrás de la camisa de Johnathan bruscamente y lo sacudió con violencia en la fuente mientras éste gritaba presa del pánico. Di un grito ahogado y corrí hacia él para ayudarlo a salir de la fuente, pero me di cuenta de que ahora ella estaba cargando contra mí, así que corrí en la dirección opuesta.

-¿¡Tienes la cámara!?- Me preguntó Johnathan tan pronto como su cabeza emergió del agua, asentí con la cabeza y rápidamente apoyé mi brazo sobre el respaldo del banco y cogí la cámara. Ella se las arregló para alcanzarme y golpeó mí mano hacia arriba tan fuertemente que la cámara salió volando y terminó cayendo en la fuente. Johnathan se quedó sin aliento, era nuestra única evidencia para demostrar que habíamos experimentado este encuentro inexplicable.

De pronto, ella lanzó un golpe violento hacia mí, pero para mi sorpresa, me las arreglé para coger su puño y torcer su brazo, lo que la hizo tambalearse hacia atrás unos pocos pasos.

-Déjala, hombre, caer... Deja a mí… ¡Tengo este!...- Thorley se levantó torpemente y habló con su tono borracho.

Para mi sorpresa total, Thorley también tiró de la mujer cerca de él con una mano en la cintura y otra detrás de la cabeza. Ella forcejeó muy bruscamente y cayó de espaldas sobre el concreto con un ruido sordo, al caer, terminó desmayada.

Ese fue el momento justo donde tuvimos la oportunidad de huir. Johnathan y Thorley me agarraron bruscamente por el brazo entre sí y comenzaron a arrastrarme para escaparnos. Después llegamos a casa, Thorley se recuperó de su embriagamiento y le conté todo lo que sucedió en detalle. Ninguno de nosotros ha ido nunca a ese parque otra vez...

AparienciaEditar

De acuerdo con las descripciones y los dibujos que nos han dado los numerosos testigos, la característica principal de HB Kay es su chaqueta con capucha color violeta, y al parecer las letras “HB” escritas en el pecho con sangre. Se ha llegado a la conclusión de que estas letras representan la palabra “Broken Heart” que en español significa “Corazón Roto”

Después de analizar los hechos, al parecer, lleva dos coletas de pelo color marrón a los lados de la capucha. Sus grandes ojos blancos contienen alrededor de cuatro o cinco anillos rojos sanguíneos que rodean su pequeña pupila negra. Posee una amplia sonrisa, muy estirada hacia arriba, que muestra sus dientes afilados, con lápiz labial rojo en el labio inferior.

Lleva un corto jean negro, con botas negras altas que llegan hasta los muslos brevemente por debajo de los pantalones cortos, y tienen talones en el área de calzado.

La misma cara mencionada puede ser vista cuando este fenómeno muestra su figura en una sombra, pero sólo las características de la cara, lo que significa ojos y boca.

La apariencia de HB Kay bajo la capucha aún es desconocida.

ComportamientoEditar

HB Kay siempre anuncia su presencia, primero se incorpora en la sombra de la víctima, tratando de imitar sus movimientos pasando desapercibida. Si las miradas de las víctimas a su sombra duran mucho tiempo, lo cual es común debido a la confusión, su cara se verá en la sombra en el lugar del rostro. Si la víctima no ha huido para entonces, ella probablemente va a dejarse ver. Hasta este momento, nadie debe tratar de escapar de ella, de lo contrario, HB Kay instantáneamente tratará de alcanzarle y asesinarle por el simple acto de cobardía.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar