FANDOM


Me juró y perjuró en voz baja mientras miro la boca de dios. Me siento como un Lobo Feroz listo para interrumpir en casa de los cerditos. Me hizo gracia la idea y luego volteo la cabeza para mirar a Margaret. Ella estaba a un par de metros abajo de la colina, en donde estaba la entrada de la cueva.

"¡Date prisa!" Le grite

Y volví a mirar a la cueva, sin dejar de sonreír. Había un letrero de madera, esta se pudría pero aun así podía leer el escrito.

"Cueva la boca de Dios: FUERA DE AQUÍ!"

Margaret finalmente llego a la entrada y se puso a mi lado, ella estaba sin aliento. Bajo la cabeza y sonrió.

"Mira esto"

Me reí con ella y dijo:

"La boca de dios, me pregunto en donde estará el ano de Jesús?"

Me reí para adentro. Margaret no era tan divertida.

Dame la botella de agua maldita, dijo exasperada. La botella abierta se encontró con sus labios y por un momento me sentí apaciguado. Suspire y tome la linterna, señale la cueva. Era negra. La boca de Dios. Esta parecía ser la antítesis de un Espíritu Santo. Me volví de nuevo a Margaret.

"¿Estás lista?", Pregunté.

Ella asintió con la cabeza. Me dio una palmada amistosa en la espalda y entró en la boca de Dios. El interior no se parecía a la vista previa que había visto fuera con mi linterna. Era oscuro, lúgubre, y tenia una oscuridad sin fin, que parecía extenderse sin un final aparente. No podía ver casi nada.

La última luz natural poco a poco desapareció detrás de Margaret y nos dirigimos cada vez más hacia lo profundo. Me pareció extraño lo suave y húmedo del ambiente en la cueva. No parecía estar echa de rocas solidas, y a pesar de tener estalagmitas y otras formaciones rocosas y filosas que son tan diversas.

Wica0579-bw
Parecía que incluso entre los dientes puntiagudos de Dios me podría sentar y descansar allí para siempre. Fue bastante cómodo. 

Al parecer, Margaret no estaba de acuerdo. Ella se estremeció incómodamente y bajo su brazo. Levanté las cejas y le pregunte:

"Necesitas tu abrigo?"

Traté de mirar hacia ella y hacer que la comunicación no verbal fuera lo más sencilla posible hasta que me di cuenta de que estábamos perdidos en la negrura de la boca. Me mordí el labio y espere, pero ella no respondió. Por un par de minutos caminamos en silencio. Ella se detuvo y permaneció inmóvil. Me detuve, también.

¿Por qué diablos estamos aún aquí?", Dijo ella. Parecía estar irritada. Me encogí de hombros y ella aventó su linterna en mi cara. Yo me preocupe, simplemente le devolví su linterna. "Escalofriante" Exclame, riendo entre dientes. Ella no se movió

Suspiré.

"Pensé que querías irte", le dije.

Me di cuenta de que mi voz resonó contra las paredes de la cueva a altos volúmenes, me rasque la barbilla y le dije:

"Tu dijiste que querías ir a ver a la naturaleza para nuestras vacaciones. Y te impresionó la idea cuando te hablé de mi visita a las Cuevas de Mammoth un par de años atrás. Así que pensé..." Y mi vos se apago. Todavía podía sentir su irritación.

"No", dijo frunciendo el ceño.

"No quería este tipo de naturaleza, yo quería ir a una playa o algo así Pero no, una cueva. Una cueva, Nathan!". Ella sonaba más como el Lobo Feroz ahora.

"Yo sé que tu tienes este fetiche extraño con lugares como este o algo así, pero yo realmente no quería ser arrastrado a ella. No me malinterpreten, me encanta ir de viaje y entrar en la naturaleza, sentir el aire fresco de los arboles, pero esto: Este es el aire de la cueva no, el aire fresco. Este aire está prácticamente en fermentación! Además, ¿no es esto ilegal? ¿Podemos por favor, acaba de salir de aquí?"

Los dos nos quedamos allí en silencio, expectantes. Finalmente, comencé a caminar. No escuche a margaret me estuviese siguiendo, pero yo seguí adelante. Entonces, "Nathan", dijo ella. "Para. Por favor, deja de caminar. "Así que me detuve.

"Lo siento" Dijo. "Estoy cansada y no estoy acostumbrada a estos lugares, me causan miedo. Solo estoy cansada."

"Está bien", le dije. Ella agarró mi brazo. "En serio. Está bien." Y ella me pregunto:

"¿Cuál es la salida?, No me acuerdo".

Pude sentir una pausa de Margaret físicamente. Ninguno de nosotros podía recordar. De alguna manera, en la confusión de nuestra charla, me había olvidado de qué manera se habíamos estado moviéndonos.

Idiota, me dije a mí mismo, no podía ubicar la entrada de la cueva. Así que tuve que tomar acción, así que sin pensarlo mucho, me giro de 180 grados y dijo:

"De esta manera podemos salir"

Caminamos por lo que podían ser horas. Mis pies estaban cansados y adoloridos, y yo podía oír los gemidos de Margaret detrás de mí. Ella tomó mi mano con fuerza. Me sentí muy mal. Todo esto era mi culpa.

Entonces, me quedé helado.

"Oye Nathan" Me dijo. Pon tu mano. Siente esta roca. Así que puse mi mano en la roca y me dice: "No te parece que esta roca esta anormalmente caliente?". Yo no dije nada. Empecé a examinar a lo largo de la pared, sintiendo como era, brillando con la linterna delante de mí. De repente, sentí un dolor agudo en mi cabeza. Y de un momento a otro el techo de la boca de dios se atasco con mi cuero cabelludo.

"Ay! ¡Mierda!", Grité.

"Nathan, ¿estás bien?", Preguntó Margaret. Quien parecía al borde del pánico.

"Estoy bien", le dije. "Por favor, cálmate. Vamos a salir de aquí pronto, te lo prometo."

Así que volví a concentrarme en mi cabello, y señalando con mi linterna hacia arriba, ahora para ver el techo por encima de mí. Parecía que la abertura se hacia cada vez mas estrecha. Eso fue extraño.

"Escucha, eh, Margaret, nena", le dije con los dientes apretados:

"Creo que tenemos que dar la vuelta."

Finalmente logre quitarme de mi cabello del agujero y una vez mas caminamos durante un periodo decente. Esta ves mantuve mi linterna apuntando hacia arriba en esta ocasión. Y efectivamente, tal y como lo había pensado, el espacio de la cueva parecía ser más y más pequeño.

Estoy seguro de que Margaret fue capaz de ver el temor en mis ojos. Nos habíamos perdido por completo. Margaret me soltó la mano y comenzó a alejarse en la oscuridad.

"No, Nathan!", Oí su grito. Pero seguí adelante. No podía esperarla, si se perdía, tal vez nunca la podría encontrar.

Seguía caminando a lo largo de la pared hasta que me golpee bruscamente una esquina.

"A la mierda", dije en voz alta. "Margaret, esto parece ser un callejón sin salida." Me di la vuelta sobre mis talones. "Margaret... ¿Me escuchas?". No hubo respuesta.

Empecé a correr de nuevo, y sentia el largo de la pared más allá de mis dedos. Rocas frías y húmedas y lanzas puntiagudas. De repente, choque con una esquina de nuevo.

"Mierda, mierda, mierda", grité. "Margaret"

Yo estaba cantando su nombre ahora. En la esquina de las fauces de la cueva donde había sido golpeado tantas veces ya, oí un ruido. Parecía estática de un televisor apagado. Pegué la oreja a la roca. Parecía estar aún más caliente ahora.

Escuche los sonidos débiles de Margaret del otro lado de la roca. Ella estaba gritando.

"No, no, no", dije. "No, no, no, no, no." Comencé corriendo sin orden ni concierto en las paredes a mi alrededor. Pero no había salida. Sólo estas cuatro esquinas y yo.

Podía sentir la sangre comenzando a fluir de los cortes que me había hecho me las arreglé para conseguir un golpe de mi cuerpo contra las paredes de la cueva. Ellos se acercaban a mí. Ellos venían a matarme, y pronto golpee tan fuerte la pared que esta se desmorono sobre mi aplastando mi caja toráxica.

Me quede pasmado allí, esperando la muerte. Mi linterna se estaba muriendo, su débil luz parpadeaba. Y por ultimo, sentí el suave tacto de estas paredes rocosas aplastar mi espalda.

Comencé a llorar mientras yo yacía en el suelo. Dejé caer mi linterna en las pequeñas colinas de piedra. Y me quede en silencio boca abajo, las lágrimas caían por mi rostro. Sus últimos rayos, la decoloración de la luz apuntando a algo que se encontraba cerca.

Me miró en la oscuridad. Mis ojos se abrieron. Las rocas estaban perforando mi piel ahora la sangre goteaba por todos lados. Allí, con la última luz de mi linterna, fui el aperitivo.

El centro de atención de la linterna brillaba en una mano cuyas uñas estaban pintadas de rojo, y yo gritaba de dolor mientras veía la boca de Dios masticar su última comida.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar