FANDOM


Esta historia ha pasado de generación en generación. Me la ha contado mi abuelo, a quien se lo contó el suyo, y así. Puede que les interese, o puede que no; pero de todas formas, voy a contarla.

Hace ya varios años, seguimos a un hombre. Un trabajador del campo dedicado, que vivía solo en su pequeña pero acogedora casa. Un día, acabando de terminar con sus labores cotidianas en el terreno, se dispuso a regresar a su hogar en el trayecto que tomaba todos los días; pero en este caso, se dio algo diferente. En el camino se encontró con una linda changuita, tiernamente arreglada; pero no había nadie alrededor, así que decidió llevarla con él.

Como cada mañana, al día siguiente volvió a su lugar de trabajo, teniendo que dejar a su "huésped" sola en casa. Al regresar, encontró su vivienda anteriormente desordenada y desastrosa, totalmente limpia y acomodada. Fue en busca de la changuita y notó que además había hecho de comer, entre otras cosas. Sorprendido y sin ninguna palabra que poder decir, se limitó a recompensarla acariciándola y decidí que no estaría mal quedársela hasta que su dueño apareciera.

Así pasaron algunos días en los que se repetía aquella rutina. Además, había estado preguntando a las personas de los alrededores si alguien había preguntado por una changuita, pero todos contestaron con negativas.

Las cosas siguieron el mismo curso, hasta que llegó un día en el que, intrigado, el campesino decidió consultar aquello al Padre del pueblo en el que vivía. Acudió donde este y le contó las maravillosas cosas que hacía el animal, y el mayor, intrigado, solicitó ir a la casa del hombre y así se hizo. Cuando llegaron, el campesino notó la primera señal de extrañeza: la changuita no le había esperado afuera como siempre.

Al ingresar a la casa confirmó que tampoco estaba ahí el animal, pero momentos después de una larga búsqueda, el Padre alegó que había algo extraño debajo de la cama. Incrédulo, el campesino y su acompañante miraron bajo el mueble. Ahí estaba el animal. Pero esta vez, no era como siempre; sus ojos tenían un destello rojizo, y les miraba con indecible furia.

El Padre confirmó que aquello era un demonio. Y ahí mismo, en aquella casa, se libró una batalla entre lo sagrado y lo demoníaco, y el bien terminó por triunfar. Aquel extraño demonio fue expulsado de la casa, y jamás volvieron a saber de la changuita.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar