FANDOM


Rock Bridge. Tras escuchar la historia del viejo enterrador,el Sheriff toma su arma y decide ir con él a ver a los Jarvis.

-Déjame hablar a mí –pide al anciano sepulturero una vez han alcanzado la vivienda de la joven suicida-. Lo más seguro es que se trate de una broma cruel, sin más importancia.

Pero lo que encuentran dentro de lo casa, es cualquier cosa, menos una broma…

-S-santo Cielo –al ver que nadie acude a abrirles la puerta, el Sheriff Nick Travis acciona el picaporte y empuja la hoja de madera, que cede con cierta dificultad, ya que el cuerpo moribundo de Laura Jarvis se desangra en el suelo, tiene un enorme cuchillo de cocina clavado en el pecho a la altura del corazón, y bloquea el paso a la casa.

Más adentro, colgando de una de las vigas del salón comedor, se balancea el cuerpo ya sin vida de Stwart Jarvis.

-¡Sheriff, Sheriff, se lo dije! Sabía que algo malo ocurría en este pueblo; esto es cosa del Diablo…

-¡Clovis, calla de una vez y avisa al hospital! Quizás aún podamos salvar a la señora Jarvis –Nick Travis, agachado junto a la malherida dueña de la casa, intenta acomodarla, poniendo la chaqueta de su uniforme bajo la cabeza de la mujer.

-M-Madeleine… H-ha sido Madeleine –susurra en un hilo de voz la moribunda, antes de expirar con la cabeza apoyada en la chaqueta del Sheriff.

Ninguno de los dos hombres ha visto como, apenas dos minutos antes, la resucitada Madeleine Jarvis daba las gracias a sus padres por no hacer caso, hace ocho años, a las advertencias de una joven llamada Tawny McCain.


Mientras tanto, en la enfermería del penal de Saint Martin…

-Santo cielo, Donner… ¡EL CABRÓN ESTÁ VIVOOO! –Los agentes Lee y Donner contemplan como el resucitado “Rat” Mallory avanza hacia ellos, con las manos extendidas y una extraña sonrisa en los labios. Si se fijan bien, pueden ver el boquete que el disparo ha abierto en la cabeza del preso suicida.

-¡DISPARA, LEE, DISPÁRALEEE! –Ambos guardias abren fuego sobre el zombie, que sigue avanzando hacia ellos, siempre con las manos extendidas, siempre con esa extraña y maléfica sonrisa en los labios. Poco después, y alertados por los gritos y los disparos procedentes de la enfermería, otros dos guardias, Parrish y Spencer, acuden en auxilio de sus dos compañeros, encontrándose con un espectáculo dantesco…

Sobre la camilla donde antes reposaba el cadáver de Mallory, yace ahora el cuerpo sin vida del guardia Samuel Lee con la garganta abierta de oreja a oreja. Todavía aferra el bisturí con el que acaba de quitarse la vida. Y, a un metro escaso, con la cabeza destrozada por un disparo, yace el cuerpo de Hutchinson Donner.

En Rock Bridge las cosas no son muy diferentes.

En casa del difunto Thomas Jackson, su viuda, alentada por el espectro de su difunto marido, abre la ventana de su dormitorio, y se arroja al vacío desde el segundo piso de la vivienda, cayendo sobre las afiladas lanzas que forman la reja que rodea su domicilio.

A varios kilómetros de allí, en casa de Leonard Brody, su hijo Dennis de seis años mira la tele, mientras él lee el periódico, y su esposa termina de fregar los platos de la cena, cuando suena el timbre de la puerta, y el pequeño se levanta a abrir con el permiso de su padre. Un instante después, oyen un golpe, y una voz que les hiela la sangre en la venas…

Mientras tanto, en el depósito de cadáveres de Rock Bridge, el Sheriff Travis y un nervioso Clovis Parker, esperan a que el Forense termine de hacer la autopsia a los cuerpos del matrimonio Jarvis.

-¡Sheriff, Sheriff! –De repente, el viejo enterrador comienza a señalar con el dedo la camilla donde reposa el cuerpo sin vida de Stwart Jarvis.

-¿Qué diablos pasa ahora, Clovis?

-¡La sábana se ha movido, Sheriff!

-No digas estupideces, por el amor de Dios, Clovis –pero la expresión de Nick Travis cambia de inmediato al ver como los dos fallecidos se alzan en sus respectivas camillas y, de un saltito, bajan al frío suelo de mármol de la morgue.

-¿Lo ve, Sheriff? –El asustado Clovis no se lo piensa dos veces, y se esconde tras Travis, no sin haber visto como Laura Jarvis, de un fuerte tirón, se desclava el cuchillo del pecho y sonríe, mostrando una sonrisa manchada de sangre coagulada.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar