FANDOM


CAPITULO 7º

'HANRAHAN EN ROCK BRIDGE               '                                    

El Padre Hanrahan conduce su auto por las calles del pequeño pueblo, sin saber muy bien dónde se dirige. A su alrededor, gente corriendo y gritando, huyendo de los espectros de aquellos que, hace tan sólo unas horas, eran sus padres, sus hermanos…

De repente, una figura, se abalanza sobre el capó del coche, por suerte, Hanrahan no circula a demasiada velocidad, y el hombre sólo recibe un fuerte golpe en la cadera.

-¿Se encuentra bien, amigo? –El joven sacerdote, detiene el auto y se apea, dispuesto a echar una mano al accidentado peatón, que no es otro que Clovis Parker, el viejo enterrador del pueblo.

-U-usted no es de aquí, ¿verdad, amigo? –Clovis clava sus asustados ojos en los de Hanrahan.

-No, no soy de aquí.

-¡Huya ahora que aún está a tiempo, amigo, huya y no se le ocurra mirar atrás! –Parker se dispone a salir pitando, pero el sacerdote lo detiene, cogiéndolo del brazo.

-¿Qué demonios ocurre aquí?

-¡El Infierno, eso es lo que ocurre! ¡El Infierno se ha desatado en Rock Bridge! –Dicho esto, el anciano sepulturero, se deshace de la presa del sacerdote y, cojeando visiblemente, se aleja del lugar, tambaleándose de parte a parte por la desierta calle principal de Rock Bridge.

Durante unos segundos, Frank Hanrahan queda contemplando como el aterrado Clovis Parker se aleja de su auto, hasta perderse de su vista al torcer una esquina.

Después, vuelve a montar en su coche y enfila hacia la zona más céntrica de la pequeña población, buscando quizás alguna explicación a lo que está ocurriendo a su alrededor, aunque, no muy en el fondo, conoce la respuesta.

Llega por fin ante las puertas de la oficina del Sheriff, y vuelve a apearse del auto.

-¿Hola, hay alguien ahí dentro? –Empuja la puerta principal del pequeño edificio de una sola planta, y entra. Ni un alma en el interior de la oficina del máximo representante de la Ley en Rock Bridge.

Se dispone a salir, cuando una pesada mano cae sobre su hombro, dándole un susto de muerte.

-Usted no es del pueblo –la voz de Nick Travis suena extrañamente calmada y sosegada. Ni el menor atisbo de terror o de angustia en su entonación-. ¿Quién es usted, y qué hace en mi pueblo?

-Me llamo Frank Hanrahan, y soy el sacerdote de Saint Martin.

-¿Saint Martin, el penal? –Travis recorre la delgada figura del sacerdote con sus acerados ojos azules, y añade en un extraño tono de voz-: ¿No es ahí donde cumple condena Niedelman?

-Sí.

-Dígame una cosa, Padre. ¿Cómo van las cosas por allí, no han tenido problemas de reclusos que se suicidan sin venir a cuento? Hanrahan está a punto de responder, pero decide callar al ver la extraña e intensa mirada que el Sheriff tiene puesta sobre su persona.

Por suerte para él, Nick Travis tiene otros asuntos en los que pensar, y se aleja del lugar para enfrentarse a dos espectros, dejándolo solo a las puertas de la oficina del Sheriff.

Llegados a este punto, el joven sacerdote decide que ya ha visto bastante y que ya es hora de regresar a Saint Martin en busca de ayuda.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.