FANDOM


Espiritussss
Soy una de esas personas de las que... se podría decir que no creian en los espíritus, hasta aquel día...

Os pongo en situación... yo antes no creía en los espíritus pero sí les tenia un gran respeto, ya que nunca sabes lo que puede pasar hasta que pasa...

Un lunes 14 de abril de 2009, esa fecha... esa fecha nunca la olvidaré.

Era un día como cualquiera, pero en el instituto, como de costumbre siempre estábamos hablando mis dos grandes amigos Ricky y Jonas sobre qué haríamos hoy. 

Después de hacer todos los deberes, Jonas siempre ha tenido muchas ganas de hacer la ouija al igual que Ricky, cosa que a mí no me atraía mucho, pero bueno...

Como toda la gente con 15 años, como yo, tenía y quería quedar bien, ¿no?, tonto de mí, acepté la invitación, no sabía lo que se me venía encima.

Eran las 22:30 de la noche, nos disponíamos a hacer la ouija, yo casi que me echaba atrás, pero... no, no lo hice, continué, en los primeros 30 minutos no pasó nada, cuando

Jonas dijo:

-Me voy, paso de estar haciendo el subnormal aquí.

A lo que Ricky intentaba conectar con el otro mundo diciendo lo siguiente:

-Si hay alguien, que se manifieste.

Cosa que sucedió, se escuchó un fuerte ruido en el pasillo, parecía que se había caído una estanteria.

Jonas se arrepentió de todo lo dicho. Yo, muy asustado salí corriendo de la casa, pero en la entrada pasó algo que no me esperaba, en el espejo se vio pasar una extraña sombra detrás de mí, en lo que en el espejo... se podía entender las palabras:

"No tienes escapatoria".

Volví a mi casa muy asustado, mi madre de costumbre me preguntó:

-¿Qué tal el día cariño?

Hasta que me vio la cara y me dijo:

-¿Qué te pasa?, parece que has visto un fantasma

Dio en el clavo, a lo que yo contesté:

-Em... No es nada... solamente... estoy cansado...

Me conseguí escabullir, decidí irme a mi cama y pensar que no había pasado nada, sólo tenía ganas de olvidar lo que habia pasado.

Eran las 04:00 de la mañana, no sé el porqué pero me desperté sobresaltado y llorando, no había tenido ninguna pesadila ni nada, me decidí ir a por un vaso de agua, en la cocina se escuchó una voz muy grave diciendo:

"No podrás escapar"

Muy asustado decidí irme a mi cama de nuevo, pero no podía conciliar el sueño. Estuve toda la noche en vela, la verdad, no sabía qué hacer.

Eran las 05:00 de la mañana, volví a escuchar lo mismo pero un susurro, pero esta vez vi esa sombra, mucho más clara, mucho más, pero esta vez contesté "¿Quién eres? ¿¡DEJARME EN PAZ!? ", a lo que él contestó:

-Quiero tu alma, recuerda esta fecha: Lunes 14 de abril, porque será el último Lunes en el que seguirás viviendo.

La cara se me quedo pálida, si estáis leyendo esto, hoy es 13 de abril, es Domingo y... No sé que hacer, tengo mucho miedo... se podría decir que estas son mis últimas palabras...