FANDOM


Recuerdo que era un domingo no muy diferente a los demás al comienzo; no era un día caluroso, ni tampoco era un fresco: era un clima templado.

Como es de costumbre en mi familia, en este día hacen una comida especial, todos juntos; pero como yo era muy aislado y no gustaba de compartir mi tiempo con nadie, pasaba de participar. Reconozco que era una persona muy asocial.

Mientras iba anocheciendo, mis familiares se iban uno a uno a sus respectivos hogares. Yo estaba sentado en la sala con las luces apagadas, porque simplemente me gustaba sentarme allí solo, a oscuras, sin nadie a mi alrededor. Detrás de mí, había una ventana la cual no tenia protección alguna; como la casa era muy antigua, hasta la más mínima brisa la hacía sonar como si hubiese un vendaval.

Me dedicaba solamente a escuchar los ruidos que surgían a mi alrededor: primero empezaron aquellas sutiles carcajadas, sumamente extrañas e inexplicables, pues no había nadie en casa conmigo para ese momento.

De la nada sopló un fuerte viento y la casa se estremeció; lo ignoré, el que las paredes crujieran era normal en aquella casa. Habían muchos relatos sobre ella, y uno que resaltaba entre todos.

Se dice que allí vivía un señor mayor, con un gran vicio por fumar. Murió por una caída en el baño, mientras orinaba, cuando por un infarto cayó y golpeó su cabeza contra el retrete. Tal golpe provocó un derrame cerebral, y murió al poco tiempo. Al pasar de los días, los vecinos podían notar un terrible olor. Se percataron de que el señor no había salido de su casa en un tiempo, y decidieron llamar a la policía. Los rumores eran ciertos, pues en el baño estaba el cuerpo en descomposición y un horrible mancha de sangre.

Me mantuve lo más tranquilo posible, aún sentado ahí. Sentí un olor a cigarro, cada vez más fuerte, como si se aproximara a mí y me rodeara. La luz de la luna atravesaba los cristales de la ventana y allí se reflejó una sombra.

Era una figura humanoide. Me di la vuelta para encontrar lo que proyectaba la sombra, y lo que vi me espantó por completo: era el cadáver del señor. Del asombro no pude hacer nada, sólo quedé paralizado, y él me dijo con voz quebradiza:

No intentes gritar.

Él se acercaba a mí lentamente, no pude controlarme y se me escapó un grito fuerte. Él corrió hacia mí y me tomó del cuello, apretando su mano poco a poco. Sacó su lengua, la cual no era normal: era muy larga y estaba maltratada. La introdujo en mi boca, y con ella arrancó mis cuerdas vocales. Perdí el conocimiento.

Cuando desperté, estaba amarrado en una silla en una habitación pequeña y oscura. Pude notar que había una mancha de sangre seca en el suelo, y se escuchaba un goteo similar al producido cuando dejamos el grifo mal cerrado. Intenté buscar al hombre y escuché su voz:

No me busques. -Repitió.

Fue un instinto seguir buscándolo con la mirada, y él repitió la advertencia. No le obedecí. Tuve la desgracia de encontrarlo: arrancó mis ojos con lentitud, el dolor era indescriptible: sin visión, sin voz, estaba a su merced. Él me propuso algo:

Si quieres seguir viviendo, vete de mi casa y dame todo lo que te pida.

Yo acepté, obviamente.

Él me devolvió los sentidos, y desde ese día estoy condenado. Sólo puedo verlo a él, y sólo puedo hablar con él. Vivo vagando por las calles y cumpliendo sus más oscuros deseos.

Recuerda por si lo encuentras, que cada vez que él te diga algo, obedece; él me lo advirtió y lo ignoré, por eso estoy condenado a vivir sufriendo. Hazle caso, nunca lo olvides.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar