FANDOM


5 de septiembre, entro a mi cuarto y observo que varias cosas no están en su lugar, mi cama no se encuentra, el armario gigante paso de una esquina a la otra, lo más raro, mis padres no se encuentran en casa y no se el porqué. Todo comenzó un viernes 3 de septiembre cuando Salí de fiesta con varios amigos, ese día cumplía mi mejor amiga, Carla, eran sus cumpleaños número 21, era la menor de todo el grupo por lo que decidimos salir a beber unos tragos a una discoteca muy conocida de la ciudad. Estábamos 6 personas, Carla y su hermano, un chico amable y lindo, si lindo, su nombre era esteban, desde que conocí a Carla me gustó, pero él nunca si fijo en mí, por lo que fui perdiéndole el gusto, Andrés era el personaje de la fiesta y la rumba, él era el que armaba los planes, y obviamente él fue el que cuadro todo para los cumpleaños de Carla, pablo era un amigo de esteban y Carla, era un chico dedicado a su estudio, pero también le gustaba salir a compartir en varios planes, y Mónica, oh si Mónica, era una chica callada, compañera de estudios, la invitamos porque queríamos una fiesta con mucha gente, ella acepto ir y ya que varios de nuestros compañeros no se decidieron el tener a monica en la fiesta era bueno, una persona mas, gran error.

Dentro  de la discoteca todo fue genial, estábamos contentos, todos reíamos, hasta Mónica, que al parecer tenia buen sentido del humor, después de unos tragos claro está, pero todo era normal, hasta que decidimos salir de la discoteca e ir a mi casa, mis padres no regresaban hasta el sábado en la noche, por lo que sugerí que termináramos la noche allá, segundo gran error.

Tomamos los taxis hacia mi casa y a poco menos de una calle podía ver incomoda a Mónica, se veía nerviosa y un poco paranoica, el solo preguntarle si se encontraba bien provocaba reacciones eufóricas de nervios en ella, pero pensábamos que eran síntomas del trago por lo que no le tomábamos mucha atención.

Llegamos a la casa y pedimos pizza y unas cervezas, queríamos seguir festejando, pero el hambre nos estaba matando, mientras esperábamos el domicilio nos acomodamos en la sala pero Mónica se acomodó en una esquina, un poco retirada de nosotros, por lo que Andrés que era muy jocoso de una manera muy chistosa logró que se acercara al grupo. Una vez teníamos las cajas de pizza en nuestras manos Mónica se ofreció a ayudarme a servir.

Estábamos las dos en la cocina Mónica tomó un cuchillo y empezó a separar los trozos de pizza, mientras yo iba pasándoles las cervezas a todos. Volví a la cocina para ayudarle repartir la comida y me di cuenta que ella no estaba, seguramente entró al baño, supuse, por lo que le pedí ayuda a esteban para llevar la pizza, quería estar un tiempo a solas con él para ver si sentía algo por mí, pero fue en vano, él nunca me iba a ver como algo más que la mejor amiga de su hermana, prácticamente me consideraba una hermana más.

Carla había salido a fumarse un cigarrillo, lo cual era normal, era la menor, pero era la única que fumaba; ya estábamos los 5 en la sala pero Mónica no aparecía por ningún lado, se nos hizo extraño por lo que empezamos a buscarla por todos lados, en los baños, en los cuartos, hasta en el jardín, pero no estaba, en esa búsqueda Andrés salió con pablo a la calle para ver si había salido pero no estaba, Carla y esteban fueron al sótano, y yo estaba en los cuartos superiores, luego de varios minutos pablo y Andrés volvieron, se escuchó un grito fuerte de Andrés y lo último que recuerdo es voltear y ver una sombra golpearme.

5 de septiembre, mi cuarto estaba desordenado, las cosas no estaban en su lugar, doy un vistazo por la ventana, ya es de noche, y alcanzo a ver a varios policías hablando con mis padres, veo a los padres de estaban y Carla, a los padres de Andrés, pablo y Mónica llorando. Voy descendiendo por las escaleras para saber un poco más, estaba muy nerviosa e intrigada por ver esa escena fuera de mi casa. Comienzo a revisar la casa al llegar a la cocina veo un charco de sangre en el piso, la sangre está saliendo de la nevera, la abro y veo el cuerpo desmembrado de Mónica, su cabeza esta fuera de lugar, sus brazos no estaban completos y sus piernas estaban de una forma tal que era casi imposible de explicar cómo pueden tomar esa forma. Salí corriendo y lo primero que encuentro es la sala. Andrés y pablo se encuentran boca abajo, cada uno con un cuchillo clavado en su cabeza y múltiples puñaladas, recordé que esteban y Carla había bajado al sótano por lo que decido ir y me encuentro con esteban colgado de una viga, pero Carla no está, no está , veo pisadas de sangre alrededor pero no la puedo encontrar,  me da terror todo lo que está pasando por lo que preferí subir al segundo piso, quería estar en mi cuarto, era algo más seguro y menos tenebroso  pero lo encuentro cerrado y con una fuerte luz que se puede divisar por debajo de la puerta, como si un reflector estuviera dentro de él, decidí ir a revisar y cuando abro la puerta veo la cosa más sorprendente, perturbadora y extraña que haya visto en mi vida, estábamos Carla y yo en medio de un pentagrama y varias velas consumidas, Carla estaba con sus muñecas y manos cubiertas de sangre, y yo, mi cuerpo, no sé cómo explicar, el algo que se parecía a mí se encontraba cortado, varios pedazos de mi cuerpo no coincidían, dure revisando esa escena por unos cuantos segundos hasta que siento una mano en mi hombro, era Carla, y solo me dice, “ esto lo hice por ti, mi mejor amiga”.