FANDOM


Lo que esta a continuación expuesto es un archivo recuperado de la laptop del recientemente extraviado joven al que se identificó como “Y…”.

“Querida memoria de mierda:

Apaga la sopa a las 3:15

Va a venir la señora M… A las 4, le abres.

Apaga el boiler cuando te salgas de bañar.

Carga tu celular, se le va a acabar la batería.

Atte: Y…”.

Regularmente utilizo los bloc de notas para apuntar las cosas que tengo que hacer, ya que al estar demasiado en Internet suelo perder la noción del tiempo, y así esto me ayuda a que no me jodan mis padres.

Aunque a veces mis dedos comienzan a escribir solos, como ahora, que tengo algo que contar; y mis amigos están dormidos, o apartados de la computadora… Da igual. Ésta es la hora de la noche en la que pienso que ya debo ir a dormir, pero el basto mundo de Internet no me deja; siempre hay alguna noticia nueva esperando quitarme mi tiempo de sueño. Hoy es así…

Esta noche, simplemente no me puedo mover, y es que hace aproximadamente veinte minutos recibí un mensaje de texto a mi celular, un tanto difícil de entender. Pero no porque las palabras estuvieran mal escritas, sino porque son… extrañas… Aquí las muestro:

“Y…, lo va a ti, es dentro, tu vas ser libre, espero tu Y…”.

¿“Y…”? ¡Ese cabrón puso mi nombre!

Primero pensé que era alguno de mis amigos ebrio, o con el corrector de texto activado, o simplemente algún conocido que escribe del carajo. Llevo dos días sin saldo para contestar, así que pensé en ignorar el mensaje, hasta que me extrañó ver al remitente aparecer como “####”… la mierda… ¡una publicidad de Internet!

Nunca revelo mis datos personales en Internet, ¡esas carajadas son peligrosas! ¡Cualquiera lo sabe!…

…Y el texto, ya meditando el asunto del remitente, me pareció algo escrito en otro idioma y que fue traducido automáticamente (y de una manera muy textual) al identificar el idioma de mi región gracias a mi IP.

Esa explicación calmó todas mis dudas, pero me dio un estímulo para continuar googleando, y de repente me recordó algo: el noticiero sensacionalista repetido mierdero que transmiten a las dos de la madrugada pasó un reportaje sobre un joven venezolano que desapareció en su domicilio, de la noche a la mañana, sin que sus padres se enteraran, y sin ninguna pista del cómo o por qué; y lo más extraño era que su habitación despedía un olor nauseabundo, y tenía un aspecto como si algo hubiera sido quemado allí, además, encontraron una gran mancha en la pared en forma de Y, hecha de un material parecido al residuo del plástico quemado.

“¡Totalmente falso!”, pensé en cuanto vi la noticia, y me cagué de risa para augurar mi buen sueño.

La noticia me llamó la atención porque la “víctima” se llamaba Y… al igual que yo, algo con lo que nunca me había encontrado, ya que mi nombre es más bien extraño. Según tengo entendido fue un deseo de mi abuelo que me llamaran así, pero ahora que lo pienso, nunca lo he investigado en Internet.

Esto me ha pasado hasta este momento, así que a partir de ahora escribiré sólo en intervalos de tiempo mientras sigo explorando sobre ese raro acontecimiento. ¡Adelante insomnio!…

Wow… justo acabo de googlear mi nombre, y me parece que es el primer nombre que conozco que no tiene una entrada registrada en Wikipedia. ¡Esto sí que es un honor!

La mayoría de los resultados obtenidos eran de cosas poco relacionadas, que al parecer Google mostró porque contenían alguna de las letras de mi nombre; pero me llamó la atención una página escrita con caracteres extraños que no me parece que sean de algún lenguaje conocido, ni ruso, ni chino, ni árabe, ni nada por el estilo.

Esos caracteres eran en su mayoría de una forma cuadrada, y según entiendo, se diferenciaban entre sí por el número de pestañas o alteraciones que presentaba cada símbolo, y, por alguna razón, no los podía copiar, sólo podía hacer clic en el texto azul que me dirigía a la página. Algo totalmente ocioso e irresistible. Lo seleccionaré…

¡No entiendo una mierda! ¡Esta página sólo tiene texto! (creo que es texto, son esos caracteres cuadriformes). Texto verde chillón sobre un fondo grisáceo. Qué combinación tan jode-pupilas…

Deslicé mi dedo sobre el Ipad para hacer descender la página, hasta que me harté, eso parecía infinito; pero de pronto me detuve al ver… ¡Una imagen! Sólo una… Y tenía apariencia de ser una fotografía. Capturaron algo que identifico como un símbolo, como el que usan los cristianos en sus cuellos, los nazis en sus brazos, o como los que los niños pintan en las últimas hojas de sus cuadernos.

Era como un ojo, vi un círculo pintado y rodeado por un óvalo un tanto más grande, lo que me hizo pensar que el círculo era una pupila de ojo, y dentro del círculo estaba rayada como de último momento una Y.

Por alguna razón, quiero guardar la imagen…

Intenso… Al momento de querer guardar la imagen, descubrí que era un enlace, que me llevó a una página que era una galería, con fotos enmarcadas en elegantes cuadros virtuales de color negro sobre el mismo fondo grisáceo.

Se veían cuatro, y eran de personas, personas aparentemente tomadas desprevenidas mientras realizaban actividades cotidianas en su hogar. Vi a un hombre viejo tomando un vaso con una bebida, una señora de mediana edad con la mirada fija en su televisor, un niño de unos cinco años jugando con un dinosaurio de plástico en una mano y un vaquero en la otra, y un joven que me parecía algo conocido tocando una guitarra.

Parece que tengo que bajar el cursor para ver el final de la página.

No… al carajo que no… la mierda que no… ¡Es una jodida foto mía! Hasta abajo de la página, lo último que hay es mi foto; me veo a mí, mirando la pantalla de mi laptop con tremendo interés, y con la ropa y apariencia que tengo en este momento, mi pantalón, mi camiseta, ¡todo!

Pero… no puede ser posible, estoy en mi habitación, son las 2:44 a.m., estoy solo en la casa, las ventanas están cerradas, no tengo cámara web, ¡ni siquiera mi celular toma fotos!

Esto es desesperante, llevo mucho tiempo con la mirada fija en la pantalla, sin poder apartarla; me da pánico mirar hacia los lados. Tengo la boca seca, y quiero orinar, pero la idea de moverme de la silla, o de siquiera cambiar de posición me aterra.

¿Qué jodida gente loca hizo esta página? Y ¿quién la visita? ¿Por qué tienen una foto mía? Tantas preguntas que tengo, que no sé por dónde empezar, es estresante.

Creo que llamaré a mis padres… pero no tengo saldo en mi celular, y me estoy haciendo el valiente para salir y tomar el teléfono fijo que está fuera de mi habitación, en el pasillo, al acceso de todo el que esté por la casa.

Espero que al llamarles me pueda calmar, quiero evitar salir a esta hora a la calle porque puede ser peligroso, pero esta sensación de ser vigilado… es terrible. Bueno, el primer paso es ir por el teléfono, aquí voy…

No, no, no, no-no-no-no ¡No! Esto es lo peor. Me giré lentamente de la cama y dejé la laptop a un lado de mí, sentí tanta adrenalina atravesando mi cuerpo cuando me levanté, que era casi poderoso, y al momento de girar la perilla para abrir la puerta que dirige hacia el pasillo, y al dichoso teléfono, ¡se va la luz!

Casi me desmayo, no sé con qué fuerzas o con qué razonamiento lo logré, pero en cuanto se apagó todo, tomé la laptop guiado por la pantalla brillante sobre mi cama y corrí hasta el baño, que está del otro lado del pasillo; me metí y cerré la puerta.

Aquí hay velas y cerillos, así que tengo una luz extra que ilumina el interior del reducido baño, fortaleciendo la luminiscencia generada por la pantalla de la laptop.

Y ahora, sin luz, el teléfono no funciona. Estoy escondido aquí, en mi casa, en la oscuridad, aterrado; ¡y ni siquiera sé a qué le tengo miedo! Sólo sé que no quiero salir. Mierda… escuché un ruido viniendo de mi cuarto… pero mi cuarto está cerrado, la azoté con fuerza cuando escapé hacia acá.

La puerta de mi cuarto está rechinando, se abre y se cierra, sigue un compás lento y expectante, que hace que cada segundo se alargue y me llene de miedo. No quiero estar aquí. No quiero salir. Sólo quiero que todo termine.

Todo se ha calmado por unos minutos, ya puedo pensar claramente, mi laptop tiene mucha batería, y aún estoy conectado a Internet, lo que significa que la electricidad sólo falló en mi casa, no con el vecino. No sé si sea algo para alegrarse o preocuparse…

Continué con mis investigaciones; cerré la página donde estaba mi fotografía, no pude soportar verla de nuevo, pero sigo intrigado sobre todo eso.

Usé Google y había muy pocos resultados relacionados a mi nombre, definitivamente Y… no es un nombre popular; la única imagen que me llamó la atención fue un dibujo, muy detallado a mi parecer, de una criatura algo fascinante y terrorífica, erguida en dos patas largas y claramente ágiles, con sus respectivos brazos que caían a cada lado de su cuerpo dándole un aire humano, y al final de estos, casi tocando el suelo, se veían unas garras con uñas negras y de aspecto podrido.

La criatura tenía una piel completamente blanca, pero el detalle del dibujo mostraba que esta piel era algo bulbosa, como si por dentro fuera todo líquido cubierto por un saco fino que es la piel, y sólo apaciguado de su claridad por unas venas gruesas y negras que aparecían estiradas a lo largo de todo el cuerpo de la criatura.

El dibujo mostraba a la criatura mirando hacia el frente, que era lo que en realidad le daba aspecto temible, ya que en su rostro se apreciaba un hocico parecido al de los lobos, con unos fieros dientes amenazantes, y que estaba ceñido de la parte superior por un solo ojo ubicado en el centro de su cabeza, un ojo de aspecto penetrante y a la vez muerto, que si lo enfocas evitando el resto del cuerpo, denotaba una desesperación latente, una ansiedad humana y criminal.

Ese ojo era completamente blanco, y en el centro se veía una pupila de color gris oscuro en forma de Y.

De pronto sonó mi celular, casi me orino del susto, tanta tensión acumulada en mi estómago, sentía la frente sudada de desesperación, pero me tranquilicé y tomé mi celular; era un mensaje de texto… de nuevo… Antes de leerlo, miré el remitente: “####”. Mi cuerpo se estremeció al leer estos caracteres. “¡Mierda, mierda NO!”, grité, y debido al sonido de mi propia voz se creó un eco profundo en el baño, que me hizo notar el silencio sepultural que hay esta noche, y terminó por helarme los huesos.

Acto seguido, me tranquilicé tratando de respirar de una manera rítmica, tomé una profunda bocanada de aire, que mantuve, y me armé de valor y leí el mensaje:

“Uno no escapa, Y… encuentra, siempre, todo, Y… vuelve, ser uno…”.

Esto me quitó el aliento, ya nada me tranquiliza, no sé si han pasado segundos, minutos u horas, pero no puedo apartar la vista de la pantalla de mi celular; es muy frustrante, pero ahora no puedo hacer nada, excepto, tal vez, seguir en Internet navegando acerca de cualquier otra cosa, y esperar quedarme dormido en el baño.

Tengo un impulso por tallarme los ojos, están muy cansados, lo haré antes de continuar escribiendo…

No, mi piel se siente húmeda al tacto del teclado, siento una saliva espesa y pegajosa que se ciñe entre mis dedos y las teclas al momento que estoy escribiendo esto; mi roce con el plástico baboso es muy silencioso, no provoca ningún sonido, y empiezo a caer presa de mi propia desesperación, no puedo dejar de escribir, no quiero hacerlo, siento cómo mis ojos se empiezan a poblar de lágrimas, y sigo aguantando la respiración, en total silencio…

Y es así, con el aire contenido en el pecho, que por fin lo escucho. Es mi corazón palpitando, primero lento, y después más rápido, pero agresivo, es un palpitar más intenso de lo que he sentido nunca.

Y me doy cuenta que la razón de que mi latido sea tan fuerte, es que no es un solo palpitar, sino dos, dos latidos… Uno mío, que se siente nervioso y aterrado, y un segundo latido, más hueco, más oscuro, menos humano, que sigue cuidadosamente el ritmo de mis palpitaciones…

Las lágrimas corren por mis mejillas, y de repente, me siento hipnotizado por el sonido de los dos latidos casi unísonos, me dejo llevar, suelto todo el aire acumulado en mis pulmones, al momento que miro hacia arriba, al techo de mi baño.

Estoy escribiendo sin ver, y sólo distingo una sombra grisácea con un ojo, ubicada justo encima de mí, que sobresale del techo blanco gracias a la leve luz que emite la vela a mis espaldas. Miro directamente al ojo, y me regresa la mirada.

No puedo explicar su expresión, y creo saber lo que viene. Sólo siento miedo, y tiemblo al reflexionar que, a pesar de tener un latido de corazón similar al mío, esta criatura con la que ahora cruzo miradas, que escucho, y que siento…, no puede ser humana…

El texto mostrado fue el único archivo encontrado en la laptop del joven, del que no se ha sabido nada en más de una semana. Sus padres reportaron el hecho la mañana siguiente de su desaparición. La laptop estaba ubicada en la habitación del joven, que había sido gravemente dañada y en la que fueron encontrados restos de lo que pudo ser un incendio, provocado la noche de la desaparición…

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar